Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar pide a Gallardón que sea candidato a la alcaldía de Madrid

El presidente intenta garantizar la victoria en una de las principales plazas electorales

José María Aznar ha tomado una decisión drástica. El presidente del Gobierno no se fía de cualquier candidato para la alcaldía de la capital de España y ha pedido a Alberto Ruiz-Gallardón, hasta ahora presidente de la Comunidad de Madrid, que asuma esa responsabilidad. Los datos de la macroencuesta encargada por el PP en mayo ratificaron la peor de las alarmas. El PP no quiere poner en riesgo Madrid. Ruiz-Gallardón ha aceptado el envite. La candidatura a la Comunidad queda abierta ahora entre Esperanza Aguirre, presidenta del Senado, o Pío García Escudero, presidente del PP en Madrid.

El presidente de la Comunidad de Madrid desde 1995, Alberto Ruiz-Gallardón, desató ayer una catarata de rumores de crisis e incluso de supuestos ajustes ministeriales durante una comida que ofreció en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada al medio centenar de miembros de su grupo parlamentario en la Asamblea. Es un almuerzo tradicional que Ruiz-Gallardón suele organizar antes de los periodos veraniegos. El presidente se levantó a los postres y en vez de brindis pronunció un breve discurso de tono "trascendente", según varios de los asistentes.

Las palabras de Ruiz-Gallardón anunciando "relevantes cambios que afectarán al partido en Madrid para los próximos días" y su petición de un "respaldo y apoyo" a los presentes al margen de la reacción que pudiese provocarles esa noticia "preocupó gravemente" a los parlamentarios.

La mayoría de los consejeros del Gobierno regional y la práctica totalidad de los diputados autonómicos ignoraban en ese momento el sentido de su mensaje. Aunque también reconocieron rápidamente que no era normal. Los que más conocen al presidente madrileño, sin embargo, expresaron su inquietud y empezaron a interpretar todo tipo de posibilidades, incluso una inminente remodelación del Gobierno central que preside José María Aznar, especulación muy desbocada en los últimos días.

La petición que Aznar ha realizado a Ruiz-Gallardón tiene como destino asumir el cartel electoral del Ayuntamiento de Madrid, según confirmaron fuentes populares. El PP encargó a finales de mayo una macroencuesta con 6.000 entrevistas sobre la situación política en la capital. El sondeo refleja una situación en el límite justo de la mayoría absoluta para el PP (entre 27 y 28 concejales) pero con una tendencia a la baja más que peligrosa. El PP, además, aprovechó para preguntar por una serie de líderes muy reconocidos y no sólo del Ayuntamiento. Fue en ese apartado donde se interrogó sobre la consideración del actual alcalde, José María Álvarez del Manzano; de la primera teniente de alcalde, Mercedes de la Merced; y de la ex edil y actual presidenta del Senado, Esperanza Aguirre.

Hasta hace unos días, esos tres eran los únicos aspirantes más o menos declarados para el sillón municipal. El PP, en el sondeo, indagó sobre la opinión de los madrileños de Ruiz-Gallardón o incluso del vicepresidente segundo, Rodrigo Rato. Entonces se explicó que en ninguno de esos casos era para encomendarles la candidatura a la alcaldía. Pero Aznar, tras conocer los pormenores de la citada encuesta, ha opinado de manera diferente.

El presidente quiere mantener la emblemática alcaldía de la capital, que es la que más preocupa y la que más votos arrastra para la Comunidad, y es consciente de que la imagen de Álvarez del Manzano tiende a la baja. Y en el PP, aunque no lo admiten públicamente, aceptan en privado que la candidata del PSOE al ayuntamiento, Trinidad Jiménez, ha logrado despertar ilusión en un amplio sector del electorado.

Manzano pide una entrevista

Un fracaso de Álvarez del Manzano en Madrid el 25 de mayo de 2003 pondría un lunar grande en la etapa final de Aznar como líder indiscutible del PP. Manzano, sin embargo, desconoce todos estos planes. Recientemente ha solicitado una entrevista con Aznar en La Moncloa y no se la confirmaron hasta después del debate del estado de la nación, previsto para los próximos días 15 y 16. Manzano, en privado, ha comentado su desagrado con esta situación, aunque en el fondo aún creía que podría vencer un cuarto mandato, como Manuel Fraga en Galicia.

Aznar y Ruiz-Gallardón ya han pactado su traslado a la candidatura municipal, pero el presidente aún no ha comunicado su decisión sobre quién encabezará la lista a la Comunidad, aunque las opciones se limitan a Esperanza Aguirre (que pretendía la alcaldía) o Pío García Escudero. La concejal Mercedes de la Merced está destinada para entrar a formar parte del equipo de Aznar en la recta final de su última legislatura en el poder.

Ruiz-Gallardón ganó el feudo socialista de la Comunidad de Madrid a Joaquín Leguina en 1995 y aumentó su ventaja en 1999. Pometió entonces que no repetería un tercer mandato consecutivo. Hace algo más de un año, el PP sondeó cuál sería su disposición para volver a concurrir a la Comunidad y encontró una respuesta afirmativa. El asunto quedó pendiente de una conversación entre Aznar y Ruiz-Gallardón. La charla ya ha tenido lugar y el presidente le reclama ahora al mandatario madrileño un esfuerzo aún mayor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de julio de 2002