Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica aborda la legalización de la clonación terapéutica

Frente a los reparos éticos que atenazan todavía a la mayoría de los países de la UE, la comisión de Bioética del Senado belga aprobó el lunes por la noche una proposición de ley que permitirá no sólo experimentar con embriones tempranos (de menos de 14 días), sino incluso crear embriones nuevos para investigar en casos de absoluta necesidad en que no se cuente con suficientes embriones supernumerarios (los ya existentes en laboratorios de fecundación asistida) o cuando su creación sea crucial para un importante avance científico. De igual manera, se permitiría la clonación terapéutica.

El Gobierno federal belga, formado por liberales, socialistas y verdes, está a favor de un proyecto como éste, que le permitiría entrar en el grupo de países europeos que permiten la experimentación con embriones y, por tanto, la investigación con células embrionarias. La aprobación del proyecto permitiría a Bélgica beneficiarse del apoyo financiero de fondos comunitarios, dado que tal posibilidad está prevista dentro del VI Programa Marco de Investigación 2002-2006.

El proyecto deberá pasar ahora por diversos filtros (comité consultivo y Consejo de Estado) antes de ser votado en pleno en octubre próximo. Bélgica sería el octavo país de la UE en permitir la investigación con embriones, tras Reino Unido, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Carecen de leyes Italia y Grecia y está prohibida en Francia, España, Irlanda y Alemania (con excepciones).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002