Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven fallece en Barcelona tras consumir supuestamente 'éxtasis'

La víctima participó en una macrofiesta en el Palau de Sant Jordi

Un andorrano de 19 años, Josep B., falleció la madrugada del pasado sábado en Barcelona, presumiblemente tras haber consumido éxtasis, según fuentes municipales, en la fiesta Megaaplec Dance, celebrada en el Palau Sant Jordi y organizada por la emisora Flaix FM. Los organizadores afirmaron ayer que la fiesta cumplió 'con todos los requisitos legales' y aseguraron que permanecen en contacto con las autoridades para colaborar en la investigación abierta por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat.

La cuarta edición del Megaaplec Dance se anunció durante semanas con el lema Convirtamos el Palau Sant Jordi en la mayor discoteca del planeta Tierra. La fiesta comenzó a las cinco de la tarde del viernes, se prolongó hasta la madrugada del sábado y congregó a 20.000 personas.

Josep B., natural del municipio de Escaldes d'Engordany, se desplazó hasta la capital catalana en un autobús fletado por la emisora organizadora, acompañado por otros 24 jóvenes, entre los que se encontraba su hermano mayor, de 25 años. El autocar salió de Andorra, situada a unos 300 kilómetros de Barcelona, y llegó al Palau Sant Jordi sobre las ocho de la tarde. El vehículo regresó a su destino justo después de finalizar la fiesta.

Según informaron ayer fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, durante la fiesta el joven se sintió mal y él mismo requirió asistencia a los servicios de urgencias médicas del 061 desplazados al polideportivo. Sin embargo, ante la gravedad de su estado, fue trasladado en una UVI móvil al hospital Clínico, donde ingresó ya muerto. El cuerpo de la víctima llegará a hoy a Andorra y será enterrado mañana.

Aunque la causa de la muerte no ha sido confirmada, todo apunta a que puede tratarse de un nuevo caso de fallecimiento por ingestión de éxtasis, una droga estimulante cuyo consumo se asocia a la música electrónica.

Los organizadores de la macrofiesta, la emisora radiofónica Flaix FM, emitió ayer un comunicado en el que manifiesta que, 'consciente de la sensibilización pública por los últimos hechos relacionados con el consumo de drogas', 'extremó las medidas de seguridad y de atención sanitaria, superando sobradamente a las que fija la normativa vigente'. El Palau Sant Jordi, construido con motivo de los Juegos Olímpicos, es de titularidad municipal y fuentes del Consistorio barcelonés explicaron ayer que durante la fiesta se extremó el control a los asistentes, tanto en los accesos al recinto como en los lavabos, donde se intervinieron distintas cantidades de drogas.

Si se confirma que el consumo de éxtasis es la causa de la muerte de Josep B., el caso se sumaría al de los dos jóvenes que fallecieron en Málaga en marzo de este año, también durante un macroconcierto de música electrónica, aunque en aquella ocasión se produjo una intoxicación masiva, los asistentes doblaron la capacidad del recinto e incluso las autoridades reconocieron que hubo un gran consumo de drogas durante el concierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de mayo de 2002