Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRÁFICO DE DROGAS

La policía interviene 300.000 pastillas de éxtasis en tres operaciones distintas

El iraní Vafakhah V., considerado responsable de la introducción, y el español Juan S.R., supuestamente encargado del transporte y la distribución, han sido detenidos

La Policía ha intervenido en tres operaciones distintas desarrolladas en La Junquera (Gerona), Málaga y el aeropuerto madrileño de Barajas 300.000 pastillas de éxtasis que introducía en España una red internacional radicada en Holanda. En la operación ha sido arrestado el iraní Vafakhah V., considerado el responsable de la introducción y distribución de droga y el español Juan S.R., supuestamente encargado de transportar y distribuir en España las pastillas.

Ayer mismo fueron arrestados también los jóvenes madrileños Adolfo I.M., de 18 años, y Jesús A.C., de 20, cuando intentaban embarcar en un vuelo en Barajas con destino a Miami y ocultaban en el interior de pantalones meiba 50.000 pastillas con el logotipo W@Tdelfín. Hoy mismo ha sido arrestado un cómplice, Pablo Antonio M.R., de 20 años.

Los cuatro detenidos han pasado a disposición del juzgado número 3 de la Audiencia Nacional, mientras continúan las gestiones a través de la cooperación internacional para la localización y arresto de los integrantes de la red de distribución holandesa.

Las investigaciones han permitido localizar a un grupo con base en Holanda que se dedicaba a la introducción y distribución en varias regiones españolas de grandes cantidades de pastillas. Así, el uno de mayo, la policía decomisó en La Junquera 85.000 éxtasis, que tenían los logotipos Corazón y Mitsubishi, mientras que el día 13 de este mes se incautaron en Málaga otras 82.000 con el logotipo Mercedes.

La UDYCO inició las investigaciones a finales de marzo, centradas en el iraní Vafakhah V., alias Philip, Vali y Toni, natural de Teherán, de 47 años y residente en España desde 1984. Vali, que ya había sido detenido en Málaga por tráfico de heroína en 1986, 1990 y 1992, estuvo viviendo en Torremolinos y Mijas hasta que se instaló finalmente en Madrid, donde actualmente residía de forma simultánea en las calles de Fermín Caballero y Rafael Bargamín.

Empresas inmobiliarias

Junto con su esposa, también de origen iraní, regentó varias empresas relacionadas con supuestas actividades inmobiliarias y de restauración. Debido a las dificultades de abastecimiento de sus proveedores tradicionales de heroína, turcos e iraníes, Vali amplió su actividad a la cocaína y al éxtasis y contaba con habituales suministradores holandeses distribuyendo las pastillas en varias regiones del norte de España, Madrid, Alicante y Andalucía.

Además, mantenía una estrecha relación con el otro detenido, Juan S.R., residente en Sevilla, quien a las órdenes de Vali realizaba numerosos viajes como transportista y distribuidor de éxtasis a Holanda y a varias provincias españolas.

Ante la sospecha de una inminente importación procedente de Holanda, la policía comprobó que, para materializarla, Vali contaba una vez más con la colaboración de Juan S.R. Ambos se encontraron el día 15 en un hotel de la Plaza de Castilla de Madrid, cita a la que Juan acudió con una furgoneta Renault Kangoo, con la que cruzó la frontera de Irún por la N-I en dirección a Francia.

Dos días más tarde, la furgoneta fue localizada cuando se incorporaba desde Francia por la A-8 en dirección Madrid y Juan fue detenido en un área de servicio de Amorebieta (Vizcaya). En dos huecos de la propia estructura del vehículo, en la parte inferior tras los asientos de la cabina y convenientemente tapados, se hallaron 75 bolsas de papel blanco que contenían una bolsa de plástico transparente precintada con 80.000 pastillas envasadas al vacío y con el anagrama Mariquita. Sobre las 22.15 horas del día 17 Vali fue detenido en Madrid, en las proximidades de su vivienda de la calle de Rafael Bergamín.

Policía específica para el 'éxtasis'

La Dirección General de la Policía ha creado unos grupos específicos para la investigación del tráfico de pastillas de éxtasis cuyo objeto será impedir la distribución y el consumo de estas sustancias entre los jóvenes españoles. Su funcionamiento comenzará de inmediato en aquellos lugares donde se registra una mayor incidencia en el consumo de estupefacientes.

El último caso de fallecimiento por consumo de éxtasis se produjo el pasado sábado en Barcelona. Un andorrano de 19 años que participaba en una macrofiesta en el Palau Sant Jordi perdió la vida presumiblemente tras haber consumido esta sustancia, aunque la causa de la muerte todavía no ha sido confirmada.

Más información