Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior contará con 6.587 agentes más para atajar el aumento de delitos

El Consejo de Ministros aprueba la mayor oferta de empleo para fuerzas de seguridad desde 1990

España sufrió el año pasado las más altas cotas de inseguridad -el número de delitos subió un 10,52% respecto a 2000- con la plantilla de las fuerzas de seguridad del Estado en sus cotas más bajas -la Guardia Civil y la Policía Nacional tenían 5.807 agentes menos que cuando el PP alcanzó el poder-. El Consejo de Ministros aprobó ayer la mayor oferta de empleo público para fuerzas de seguridad del Estado de los últimos 12 años, con la que se cubrirán las pérdidas de efectivos registradas en los seis años de mandato popular. Saldrán a oposición 6.587 plazas, de las que 4.275 corresponden a policías y el resto a guardias civiles.

Unos días después de tomar posesión de su cargo de ministro del Interior, Mariano Rajoy se encontró en su mesa con un informe de la Dirección General de la Policía Nacional que alertaba sobre el negro futuro de este cuerpo de seguridad del Estado. Si nadie frenaba la notable pérdida de efectivos en la Policía Nacional como consecuencia de bajas, jubilaciones y fallecimientos, a finales de 2004 la plantilla se quedaría en unos 41.000 agentes, cuando al inicio de los noventa sumaba más de 53.000, según los cálculos contenidos en el informe de marzo pasado.

A estos problemas se añadía una edad media de la plantilla que supera los 46 años, lo que refleja un importante nivel de envejecimiento que acrecenterá las bajas en los próximos años. De los 46.984 policías nacionales que quedan en activo, cerca de 10.000 superan los 51 años.

Nueve meses después de aquel vaticinio cargado de pesimismo, las estadísticas sobre la delincuencia rompieron algunos de sus techos históricos. El ministerio del Interior registró el año pasado 671.249 delitos contra el patrimonio (12,9% más que un año antes) y 147.154 detenidos (un 2,2% más que en 2000). Los delitos contra el patrimonio son de los que más alarma social provocan al tratarse de robos con fuerza en inmuebles, en vehículos y robos con violencia e intimidación.

Prisiones llenas

Las prisiones españolas también batieron sus marcas desde que gobernaba el Partido Popular (47.744 internos por 43.453 cinco años antes). Las tasas de criminalidad por cada 100 habitantes, salvo en 2000, superaron la cota que dejó el Gobierno socialista en 1995.

Con estos antecedentes, toda la oposición reclama medidas inmediatas. Los socialistas, por ejemplo, señalan unas necesidades de 12.000 nuevas plazas entre policías y guardias civiles para cubrir en los tres próximos años.

El Gobierno detalló ayer que la convocatoria de empleo público aprobada por el Consejo de Ministros, junto con la oposición convocada en 2001 (cuyos agentes aún están en proceso de formación), permitirá al Cuerpo Nacional de Policía aumentar la presencia de efectivos en la franja nocturna, la de mayor conflictividad, y reforzará el sistema de Policía de Proximidad, vigente desde 1997.

El Ministerio del Interior, según explicó ayer en un comunicado, pretende a partir de ahora delimitar los puestos de naturaleza administrativa en las fuerzas de seguridad del Estado para que, de un modo progresivo, sean cubiertos por funcionarios de Cuerpos Generales y personal del Cuerpo de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía que se encuentren en situación de reserva o segunda actividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002