Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA CONTRA EL TERRORISMO | Cerco a Bin Laden

EE UU cree que sus tropas ya tienen cercado a Bin Laden

El vicepresidente Cheney dice que tienen en su poder un vídeo que implica al saudí en el 11-S

A Estados Unidos sólo le queda un gran objetivo en Afganistán: la captura de Osama Bin Laden. Con los talibanes expulsados de las ciudades y reducidos a pequeñas bolsas de resistencia, el Pentágono se concentrará esta semana en el dirigente de Al Qaeda. El vicepresidente Dick Cheney abandonó ayer por unas horas el ocultamiento en que vive desde el pasado 11 de septiembre para comentar que los servicios de inteligencia de EE UU seguían señalando las montañas en torno a Tora Bora como 'el escondite más probable' de Bin Laden.

También aseguró el vicepresidente Cheney que un nuevo vídeo obtenido por las tropas estadounidenses en Jalalabad demostraba la responsabilidad del ex súbdito saudí en los atentados contra Nueva York y Washington. El vídeo fue encontrado en un domicilio particular de Jalalabad y dura 40 minutos. En él se observa a Bin Laden, relajado y en una conversación privada, explicando que la noticia del choque del primer avión contra una de las Torres Gemelas le llegó mientras cenaba.

Según The Washington Post, el jefe de Al Qaeda comenta que informó a los otros comensales y que todos lo celebraron. Describe el daño causado al World Trade Center y da gracias a Dios por haber conseguido un destrozo mayor del que esperaba. Osama Bin Laden creía que sólo caería una parte de cada torre, la situada por encima del impacto del avión, dice el Post, citando a un miembro de la Administración que ha visto el vídeo. 'Bin Laden demuestra un conocimiento significativo sobre lo que ocurrió y no cabe duda de su responsabilidad', declaró Cheney, una de las personas que, supuestamente, han tenido acceso al vídeo. 'Las imágenes confirman todo lo que ya sabíamos; quizá el vídeo acabe con esas disparatadas teorías conspirativas según las cuales todo fue un montaje estadounidense, o el culpable fue cualquiera menos Bin Laden', dijo por su parte Paul Wolfowitz, subsecretario de Defensa. El jefe del Estado Mayor, general Richard Myers, declaró que había visto 'porciones' de la cinta y que aún no estaba totalmente seguro de que fuera auténtica. Cheney indicó que la decisión sobre si el vídeo debía entregarse a las cadenas de televisión correspondía al presidente George W. Bush. Una fuente gubernamental citada por Reuters expresó su 'confianza' en que la difusión del vídeo disipara las dudas que aún existían en el mundo islámico sobre la culpabilidad de Osama Bin Laden.

Las órdenes del general Tommy Franks, que dirige la guerra en Afganistán, indican que ahora la máxima prioridad es capturar al jefe de Al Qaeda. Bombarderos B-52 y otros aviones atacaron ayer de forma metódica, con misiones cada 30 minutos, la zona de Tora Bora. Era una forma de allanar el terreno a las fuerzas afganas, que esperaban lanzar de forma inminente, tal vez hoy mismo, una gran ofensiva sobre las montañas donde parecían ocultarse Bin Laden y las unidades más selectas de Al Qaeda.

Pequeños grupos afganos provistos de viejos tanques soviéticos intentaron aproximarse en los últimos días a las posiciones de Al Qaeda, pero fueron rechazados. Haji Zahir, uno de los jefes de las milicias afganas e hijo del gobernador provincial, Abdul Qadir, informó ayer que estaba formando una fuerza de 2.500 hombres y que 'muy pronto' lanzaría una nueva ofensiva sobre Tora Bora. Todo está a punto para el asalto final. El Ejército paquistaní obtuvo autorización de los jefes tribales afganos para desplazar a varios miles de soldados sobre la misma frontera, en el territorio semiatónomo contiguo a Tora Bora, con el fin de hacer imposible una eventual retirada de los combatientes de Al-Qaeda hacia Pakistán, declaró a Reuters Malik Inyat Jan, jefe de la tribu Kuki Jel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001