GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

EE UU emplea una nueva bomba para 'desalojar' las cuevas de Al Qaeda

Tres muertos, uno de ellos estadounidense, en una nueva ofensiva en el este de Afganistán

Por primera vez, la aviación estadounidense está utilizando la bomba termobárica para atacar posiciones de la red terrorista Al Qaeda al este de Afganistán. Esta nueva arma es capaz de absorber el oxígeno de los túneles en los que se esconden talibanes y miembros de Al Qaeda, pero sin destruirlos. En esta última ofensiva contra los talibán y los esbirros de Bin Laden, han muerto tres personas, un estadounidense y dos afganos leales a Karzai.

"Hemos utilizado una bomba termobárica durante esta operación. Es la primera vez que nos servimos de ella", ha reconocido el comandante de marina Matthew Klee.

Más información

"La bomba produce una combinación de ondas de choque y de explosión de carburante. La primera explosión libera aerosoles inflamables en el complejo subterráneo y la segunda enciende el combustible", ha explicado Klee, para añadirque las cargas explosivas de la bomba tienen capacidad para pulverizar a todos los ocupantes de las estructuras subterráneas.

Así, cada bomba termobárica, llamada también air-fuel, contiene dos explosivos y un producto químico altamente inflamable que envía una onda mortal en los espacios cerrados como túneles y grutas, sin destruirlos.

Este arma, que utiliza un sistema de láser para guiarse, puede penetrar profundamente en el suelo, llegar a casernas o grutas ocultas y explotar desde el contacto con el objetivo, según expertos y responsables de defensa.

"Mientras que con una bomba tradicional la onda expansiva se detiene cuando llega a una pared, con la bomba 'BLU-118S', la onda es capaz de sortear cualquier obstáculo", ha subrayado el comandante Klee.

Los responsables militares de este nuevo armamento han indicado que 80 de ellos han sido diseminados por Afganistán después de que superaran unas pruebas el diciembre en el desierto de Nevada, en Estados Unidos.

La primera detonación expande la sustancia química, y la segunda detonación la hace explotar, según fuentes militares estadounidenses. Versiones más anticuadas de este tipo de bombas fueron utilizadas en Vietnam por los EE UU o en Chechenia por Rusia.

Esta nueva versión ha sido puesta a punto especialmente para la Operación Libertad Duradera, según el Pentágono. EE UU también ha utilizado en esta campaña su bomba más poderosa, (BLU-82) llamada cortadora de margaritas.

Tres muertos en la última ofensiva

Mientras tanto, la ofensiva continúa con cruentos combates entre talibanes y miembros de la red Al Qaeda contra fuerzas locales afganas en la provincia de Logar, al sur de Kabul, que fue bombardeada la víspera por la aviación.

En esta nueva campaña, que castiga desde el viernes los reductos talibanes y de Al Qaeda en el este de Afganistán, han perdido la vida un militar estadounidense y dos afganos leales al nuevo Gobierno de Kabul, según ha informado el Pentágono.

Las tropas de EE UU han sufrido una baja mortal y varios heridos en los ataques en las montañas de la región de Gardez contra "varios miles" de talibanes y miembros de Al Qaeda.

Un número aún sin determinar de las fuerzas de ataque han resultado heridos en los enfrentamientos cuando los afganos aliados, con la asistencia de grupos especiales de EE UU, entraron en combate con el enemigo.

Mientras, el Comando Central de Tampa (Florida, EE UU), responsable de las operaciones militares en Afganistán, ha informado de que los afganos y la coalición de fuerzas encabezadas por Estados Unidos comenzaron una nueva ofensiva contra bolsas de talibanes y militantes de Al Qaeda al sur de Gardez en la noche del sábado.

El principal esfuerzo está a cargo de los comandos afganos dirigidos por un general identificado como Zian, respaldado por dos del mismo rango, Kamal Khan Zadran y Zakim Khan.

Una guerra inacabada

En el operativo toman parte varios helicópteros Chinook, bombarderos B-52 y otros aviones de combate. A estas acciones militares se sumarán otros operativos previstos en el sur del país y en áreas donde se sospecha que se esconden decenas de seguidores de Bin Laden y del también fugitivo mulá Omar.

El espionaje estadounidense había facilitado detalles acerca de los movimientos de los talibanes y de los seguidores del fugitivo Osama Bin Laden que condujeron a los bombardeos continuos en el área montañosa de Gardez en las últimas 48 horas.

Combatientes afganos dijeron que en las montañas podría haber miles de enemigos fuertemente armados, a juzgar por la fiera resistencia que encontraron a pesar de los bombardeos estadounidenses, los mayores que se llevan a cabo en Afganistán desde diciembre pasado.

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, dijo esta semana que en ningún momento se ha bajado la guardia en la campaña contra el terrorismo en Afganistán, y aseguró que se mantiene de forma constante la vigilancia aérea para evitar el reagrupamiento y la huida de los talibanes y terroristas de Al Qaeda.

Varios civiles afganos pasean mientras las bombas caen en las montañas de Surmad.
Varios civiles afganos pasean mientras las bombas caen en las montañas de Surmad.AP

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50