Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PELIGRO DE RECESIÓN

La Comisión Europea rebaja drásticamente el crecimiento económico en España y la UE

El desempleo y las finanzas públicas se deteriorarán por primera vez en varios ejercicios

Los augurios sobre la economía europea son aún más negros de lo esperado. La Comisión Europea no sólo confirmó ayer la 'pronunciada desacerelación' que sufre la economía de la zona euro, sino que anunció que 'tampoco se esperan mejores resultados para el año que viene'. Bruselas prevé un crecimiento 'de tan sólo' el 1,6% en esa zona para este año (2,8% antes de esta revisión) y únicamente del 1,3% para el que viene (2,9% antes). Sólo a finales de 2002 se espera una leve recuperación que podría consolidarse en 2003. No se recordaban datos tan negativos desde la crisis de los noventa.

La rebaja de previsiones por parte de Bruselas se suma a las recientes correcciones del crecimiento realizadas por la OCDE, que aglutina a los 30 países más desarrollados del mundo, y por el Fondo Monetario Internacional (FMI). La OCDE rebajó el martes al 1,4% el crecimiento para la zona euro en 2002. Esa misma cifra la ofreció el FMI el pasado día 15 para toda la Unión Europea.

"Los datos son preocupantes". Con esa sinceridad se expresó ayer el comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, al presentar el informe de otoño sobre las previsiones económicas en la UE. Solbes insistió en que no se temen desequilibrios tan importantes como para esperar una recesión (dos trimestres seguidos de decrecimiento económico). De hecho, dijo que la economía europea experimentará "una moderada recuperación" en la segunda mitad de 2002 que se consolidará en 2003, año en que el crecimiento previsto es ya del 2,9% en la zona euro.

Pero la profunda incertidumbre agravada desde el 11 de septiembre aún puede derivar en peores consecuencias. Entre ellas, que el proceso de consolidación presupuestaria va a sufrir un parón como no se conocía desde 1993. El objetivo del déficit cero, que se veía al alcance de la mano en 2000 (fue del 0,3% del PIB en la zona euro), se aleja a marchas forzadas, de forma que será del 1,1% este año y del 1,4% el que viene.

En ese capítulo del déficit público, lo más grave es que son precisamente Alemania y Francia, los dos países más potentes de la zona euro, los que reflejan peores índices. Alemania, con un déficit del 1,2% el año pasado, duplicará ampliamente (2,5%) el dato en este año y subirá al 2,7% el que viene, acercándose más que peligrosamente al límite del 3%. Se trata de unos "resultados particularmente malos", señala la Comisión. Francia (1,4% de déficit en 2000) también subirá al 1,5% este año y hasta el 2% en 2003. Al menos el resto de países, salvo Portugal e Italia, presentan déficit mucho más bajos o incluso superávit.

No menos negativas son las previsiones sobre el desempleo, que en 2002 crecerá por primera vez desde 1997. Actualmente hay 11,5 millones de parados en la zona euro, pero habrá medio millón más el año que viene (8,3% en 2001 y 8,6% en 2002). Cabe señalar que sólo a lo largo del año pasado se crearon 2,4 millones de puestos de trabajo, cuando durante el periodo 2001-2003 sólo se crearán 3,3 millones. La mayoría de países registrará tasas de creación de puestos de trabajo por debajo del 1% el próximo año, pero en algunos tan importantes como Alemania incluso habrá una contracción del empleo (-0,3%).

Por el contrario, la inflación, cuyo repunte en la primera mitad de este año restó poder adquisitivo, seguirá bajando. Bruselas prevé que este año acabará con un índice de precios del 2,8% en la zona euro, con una tendencia a la baja a comienzos de 2002, año en que se situará por debajo del 2% (1,8%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de noviembre de 2001