Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia que el Gobierno quita 85.000 millones a las autonomías

Una palabra frena el pacto de financiación vasca

Numerosas autonomías del PP y del PSOE están molestas por desconocer los recursos que les corresponden según el nuevo modelo de financiación que hoy debatirá el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Las previsiones de las comunidades son pesimistas. Algunas, como Aragón, Baleares, Cataluña, Asturias y Castilla y León, calculan una asignación por debajo de lo pactado. El PSOE estima que el Gobierno pondrá 85.000 millones menos de los prometidos hace cuatro meses.

La reunión que hoy celebrará el Consejo de Política Fiscal y Financiera, cuyo objetivo es ratificar el pacto de financiación autonómica que alcanzaron en julio el Gobierno y las comunidades, se anuncia tormentosa.

Algunos de los consejeros de Hacienda consultados por este periódico aseguran que han recibido comunicaciones del Ministerio sobre cifras de asignación, también de forma estimativa, que están por debajo de las comprometidas en julio.

Es el caso de Aragón, que iba a disponer de 12.000 millones, con el nuevo cálculo se quedaría en 7.000. Baleares pasaría de 18.000 millones de pesetas a 14.000. También otras comunidades, como Castilla y León, Cataluña y Asturias, aunque ayer no hicieran públicas las cifras estimativas, las calculan por debajo de las previsiones de julio.

Un estudio del PSOE estima en unos 85.000 millones de pesetas la cantidad que las comunidades dejarán de percibir sobre las más de 350.000 millones que pactaron en julio con el Gobierno central como cifra añadida a la financiación del presente ejercicio.

El PSOE atribuye la merma a una recaudación de impuestos por debajo de las previsiones que en julio se hizo sobre el año base, el de 1999. Hacienda replicó ayer que cumplirá 'lo acordado en julio'.

Los consejeros de las seis comunidades socialistas mantendrán hoy por la mañana una reunión con el responsable económico del PSOE, Jordi Sevilla, para acordar una posición común. Dirigentes autonómicos señalaron ayer que lo previsible es que se presione al Gobierno en la sesión del Consejo de Política Fiscal y Financiera de la tarde para defender las cifras pactadas en julio sin cuestionar el acuerdo alcanzado en ese momento.

Jordi Sevilla confirmó ayer esta posición de las comunidades: 'Se acordará un discurso común, pero sin arriesgar el pacto de financiación de julio'.

Sobre la nueva financiación de Euskadi, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicelehendakari Idoia Zenarruzabeitia negociaron ayer durante seis horas. Al final, una sola palabra, 'participación', en lugar de 'colaboración' frenó el acuerdo.

La frase que enfrenta a las dos administraciones señala lo siguiente: 'El estado articulará los mecanismos necesarios que permitirán la colaboración [aquí quiere introducir Euskadi la palabra participación] de los intereses del País Vasco en los acuerdos internacionales que incidan en la aplicación del presente Concierto Económico'.

Montoro no rechazó el cambio. Sólo pidió tiempo para consultar. Hoy responderá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2001