Bayer dice que 'las bolsas sobrevaloran' la posibilidad de éxito de las demandas por el 'caso Lipobay'

La multinacional alemana Bayer inició ayer una campaña publicitaria para tratar de contrarrestar las repercusiones económicas negativas que padece desde que anunció la retirada de su fármaco Lipobay. En una carta de su presidente publicada en los principales medios alemanes, la empresa lamentó ayer el efecto que sobre el precio de sus acciones tiene la amenaza de pleitos en EE UU por los efectos de su medicamento contra el colesterol, Lipobay. 'Las bolsas sobrevaloran las posibilidades de éxito de una demanda', afirmó ayer el presidente de la compañía, Manfred Schneider. Estas querellas son 'injustificadas', agregó Schneider, quien se mostró 'sorprendido' por la dura reacción de los mercados.

Más información

La cotización de la empresa en la Bolsa de Francfort ha caído un 25% desde que el pasado día 8 la industria decidiera retirar del mercado el Lipobay. Además, Bayer ha retrasado su salida a Wall Street, que estaba prevista para septiembre de este año, hasta febrero de 2002.

La decisión de suspender la venta del Lipobay se debió a los efectos adversos de su principio activo, la cerivastatina, tanto si se consume en dosis altas como si se combina con gemfibrocilo. Dichos efectos son la destrucción del tejido muscular y daños renales que pueden ser letales. La muerte de 52 personas (cuatro de ellas en España) se relaciona con esta causa. Sanidad ha recomendado a los consumidores de Lipobay que acudan a su médico para que les cambie el tratamiento.

Los abogados de varios importantes bufetes de EE UU han presentado demandas colectivas contra Bayer (lo mismo que hicieron contra las tabacaleras) y captan a los clientes por Internet. La empresa ha hecho públicos en su web unos teléfonos para atender a los pacientes. El de España es el de su servicio médico, el 609 38 70 65, pero ayer desde este número remitían al departamento de Comunicación de la compañía.

Por otro lado, la presidenta de la Asociación española del Defensor del Paciente, Carmen Flores, declaró ayer que unos 40 enfermos habían llamado a la asociación para negociar indemnizaciones con la empresa sin tener que recurrir a los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de agosto de 2001.

Lo más visto en...

Top 50