Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malestar en las comunidades autónomas del PP por el reparto de la nueva financiación

Consideran insuficientes los 300.000 millones que el Gobierno aprobará el próximo viernes

De las cinco comunidades que están en la cola del reparto de los 300.000 millones que ofrece el Gobierno para el 2002 sobre la financiación del año anterior, cuatro son del PP. Concretamente, La Rioja, con 3.742 pesetas de financiación por habitante; Cantabria, con 3.794 pesetas; Castilla y León, con 5.232, y Madrid, con 5.106.

Ninguna comunidad del PP figura en el pelotón de cabeza, integrado por Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Canarias y Andalucía. En la zona intermedia se sitúan la Comunidad Valenciana, con 5.468 pesetas de renta por habitante, y Galicia, con 6.239. La Comunidad Valenciana, pese a quedar en la zona intermedia, también presentó su protesta porque el tope del 5% que le ha impuesto el Gobierno en las variables de reparto le impide crecer. Lo mismo sucede con Murcia, que logra 6.277 pesetas per cápita.

El Gobierno quiere aprobar el nuevo modelo de financiación el viernes, en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que agrupa al Ejecutivo y a las 15 comunidades de régimen común.

Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, las tres autonomías gobernadas por socialistas que rechazaron el sistema de financiación hasta ahora vigente, pactado por el Gobierno y CiU, recibirán como compensación por su incorporación al nuevo modelo 94.000 millones de los 300.000 millones nuevos que el Ejecutivo aportará para 2002. Otros 125.000 millones se los repartirán las comunidades en función de unas variables en las que la población es la clave, y 72.000 millones servirán para pagar la sanidad. Unos 13.000 millones financiarán los servicios sociales.

El reparto de los 300.000 millones -el PSOE pedía casi medio billón- se hará atendiendo a los siguientes criterios:

Compensación a las comunidades que no se incorporaron al modelo vigente: 94.000 millones. Se lo reparten las tres comunidades socialistas que no aceptaron el modelo vigente, de cesión del 30% del IRPF, es decir Andalucía (72.000 millones), Castilla La Mancha (12.000 millones) y Extremadura (10.000 millones). Estas cifras son compensatorias por el dinero que dejaron de percibir en el quinquenio 1996-2001 por no aceptar el modelo y como resultado de su incorporación al nuevo.

Variables de reparto compensatorias de la financiación per cápita: 125.000 millones. Las variables de reparto que se aplican a las comunidades son: 94% de población; 4,2% de superficie; 1,2% de dispersión de población y unidades administrativas, y 0,6% de insularidad.

Las comunidades con mayor financiación per capita -Galicia, Castilla y León, Extremadura y Andalucía- no ganan nada por este concepto. Las intermedias ganan algo: Cataluña, 37.000 millones; Canarias, 4.000 millones; Aragón, 3.000 millones; Cantabría, 2.000 millones; y La Rioja, 1.000 millones.

Sin embargo, las que más ganan relativamente por este concepto tienen un tope del 5%. Es el caso de Madrid (26.000 millones), Comunidad Valenciana (22.000), Murcia (7.000), Asturias (7.000) y Castilla-La Mancha (10.000).

Financiación sanitaria y servicios sociales: 78.000 millones. Se reparte entre comunidades según el índice de población envejecida -superior a 65 años- y de insularidad. Por el primer concepto se benefician Galicia (17.000 millones), Castilla y León (13.000), Castilla-La Mancha (14.000) y Extremadura (4.000). Por insularidad Canarias percibe 16.000 millones y Baleares 14.000. Andalucía recibe 3.000 millones por servicios sociales. Las demás comunidades no cobran nada.

Baleares, Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León no cobrarán sus asignaciones por financiación sanitaria hasta que tengan traspasada esta competencia, a lo largo de 2002.

Las comunidades más beneficiadas en términos de renta por habitante son: Baleares (23.854 pesetas per cápita), Castilla-La Mancha (20.977), Extremadura (13.091), Canarias (12.270) y Andalucía (10.364). Cuatro de ellas están gobernadas por el PSOE, y Canarias, presidida por la regionalista Coalición Canaria. Castilla-La Mancha es la única que se beneficia por los tres conceptos. Las más perjudicadas en términos de financiación por habitante son: Aragón (2.535), La Rioja (3.742), Cantabria (3.794), Madrid (5.106), Castilla y León (5.232) y Comunidad Valenciana (5.468).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 2001