Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores precisa que sus becas durarán como máximo dos años

El Ministerio de Asuntos Exteriores hizo público ayer un comunicado en el que precisa que las becas de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) tendrán 'un periodo máximo de dos años' y no de 12 meses. Con la 'racionalización' que se va a poner en marcha habrá dos tipos de becas, las MAE, de dos años, y las que concede la Fundación Carolina, que son las que tendrán una duración de un año como máximo.

El ministerio ha derivado 700 millones de su presupuesto a dicha fundación, 500 de los cuales se destinarán a la formación de jóvenes profesionales, sobre todo de Iberoamérica, y el resto, 200 millones, será para el programa de visitantes, dirigido a personas extranjeras relevantes y con proyección de futuro en sus países. Las becas MAE se destinarán a la realización de cursos de posgrado, manteniéndose, según el comunicado, 'la posibilidad de realizar estudios de doctorado'.

Los responsables de Relaciones Internacionales de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) manifestaron ayer su rechazo por los 'cambios sustanciales' efectuados en el programa general de becas para estudiantes extranjeros de la AECI, organismo que preside Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica. Los vicerrectores dicen que la suspensión de las becas de cuatro años responde a un 'ideario miope y con fines de amiguismo y clientelismo'.

Coordinar al equipo

La CRUE responde así a la explicación que les dio el director de Relaciones Culturales del ministerio de Exteriores, Jesús Silva, quien justificó la desaparición del programa de becas de doctorado de cuatro años con el argumento de que así se evita que los becarios se queden en España al finalizar sus estudios. Silva aboga por los doctorados compartidos, que se realizan entre España y los países de los estudiantes, de tal manera que los dos primeros cursos se realicen en universidades españolas y la elaboración de la tesis se haga en el país de origen.

La CRUE ha enviado una carta a los vicerrectores de Relaciones Internacionales de las universidades en la que les explica el resultado de una reunión mantenida con Silva el lunes y les recomienda que no se entrevisten con los responsables de la AECI porque entiende que están siendo utilizados para formar parte de decisiones en las que no han participado.

Los vicerrectores afirman que las medidas adoptadas por la AECI 'perjudican la actividad científica de las universidades y no se corresponde con la política que se sigue en otros países avanzados científicamente'. Pero sus recomendaciones más duras se han dirigido a Cortés, al que le piden que se 'tome en serio la política de cooperación científica en España y que se 'coordine mejor con su equipo', puesto que sus declaraciones de ayer en las que afirmaba que 'no se ha suprimido ninguna beca, no coinciden con las explicaciones' dadas por Jesús Silva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2001