Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno gastó en 2000 sólo un 41,5% del presupuesto del plan para difundir Internet

Ministerios y otros organismos no conocen los fondos del Info XXI con que cuentan este año

La ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, no sabe todavía cuánto se ha gastado su Gobierno en el plan Info XXI, subtitulado Iniciativa del Gobierno para el desarrollo de la Sociedad de la Información, para la promoción de Internet y las nuevas tecnologías en España, que se puso en marcha este año. De hecho, varios ministerios no han sabido precisar en el Parlamento (Congreso y Senado) cuánto destinaron en el año 2000 a un plan similar (Una sociedad de la Información para todos) ni de cuánto van a disponer en el marco de Info XXI en 2001-2003.

'La revolución silenciosa' que debe suponer Info XXI, según calificó el presidente José María Aznar al plan cuando lo presentó el 24 de enero pasado en Vitoria corre el riesgo de quedarse efectivamente muda por la falta de iniciativa ministerial mostrada hasta ahora y la incertidumbre sobre lo que está por venir. Es justo lo que se temía el sector cuando decidió acudir a la cita convocada por Aznar en enero, en la precampaña de las elecciones vascas.

Info XXI fue acogido con frialdad por las compañías de telecomunicaciones e Internet por la falta de concreción de las partidas presupuestarias y de las actuaciones que iba a tomar la Administración para alcanzar los tres objetivos que se propusieron: impulsar el uso de nuevas tecnologías, promover el español en Internet y adaptar la Administración a la Red.

Seis meses después de su lanzamiento, se va poniendo de manifiesto que el objetivo de construir la llamada sociedad de la información en España, eje de la imagen que quiere dar el Gobierno tanto en el interior como en Europa, cuenta con más voluntad que acierto.

Respuestas parlamentarias Según las respuestas enviadas al Parlamento por ministerios y organismos públicos, el gasto en la promoción de Internet y nuevas tecnologías rondó los 56.884 millones de pesetas en 2000, tan sólo un 41,5% del total presupuestado para todo el año (136.978,5 millones). Las cifras, estimadas por el Grupo Parlamentario Socialista tras solicitar información ministerio por ministerio, no han sido confirmadas por Ciencia y Tecnología, responsable último de desarrollar la sociedad de la información.

El plan de 2000 ha sido rebautizado este año bajo la denominación de Info XXI pero tampoco se conoce mucho de su cumplimiento. El pasado martes, Birulés aseguró que Info XXI está dotado con un billón de pesetas frente a los 825.000 millones de pesetas que había adelantado Aznar, gracias a la incorporación de varias iniciativas del Ministerio de Trabajo.

Después, al ser preguntada sobre el porcentaje de inversión ya ejecutada contestó que 'sólo han pasado seis meses', la mitad del ejercicio presupuestario, y que aún así 'no es el momento [de cifrar el gasto] porque muchos programas se están desarrollando'. El problema, sin embargo, no está sólo en las cifras. Las repuestas facilitadas a la oposición sobre el destino de los fondos, las previsiones de inversión en 2001 y las actuaciones revistas hasta 2003 en el marco de Info XXI 'denotan un enorme desconcierto, desinterés y confusión en torno a las iniciativas que deben tomarse', según la diputada socialista Francisca Pleguezuelos.

La respuesta facilitada por Correos y Telégrafos al Congreso, por ejemplo, señala que esta entidad pública 'podría colaborar en el desarrollo del proyecto de acceso a los ciudadanos a Internet dentro de la iniciativa Info XXI', pero reconoce que 'en los presupuestos para el año 2001 no figura cantidad alguna para Info XXI'.

Para la oposición, las respuestas expresan 'el desinterés' en departamento tan decisivos para lograr los objetivos de Info XXI como Educación -sólo ejecutó un 20,86% de las inversiones previstas en 2000- e incluso 'caos y confusión' como en el caso de Hacienda.

Revisiones presupuestarias El departamento responsable de coordinar el gasto de la Administración reconoce en su respuesta, remitida en marzo, que el plan Info XXI se aprobó ya en diciembre de 1999 con un presupuesto de 420.402,5 millones de pesetas para el periodo 2000-2002 y señala que volvió a ser aprobado por el Gobierno en enero de 2001 con '21 acciones emblemáticas con un presupuesto total de 126.588 millones de pesetas para el trienio 2001-2003 que serán realizadas por los distintos ministerios'.

Paradójicamente, el Ministerio de Defensa, que ejecutó cerca de un 70% de su presupuesto para el desarrollo de la sociedad de la información en 2000, es el más preciso a la hora de informar sobre sus previsiones de gasto para 2001 y 2002 en planes concretos.

El departamento de Federico Trillo tiene ya listo un plan director de sistemas de información y telecomunicaciones y en su escrito al Parlamento subraya que 'con objeto de impulsar y mejorar el funcionamiento de Info XXI en el Ministerio de Defensa se ha creado una estructura compuesta por representantes de la secretaria de Estado y de la subsecretaría para que coordine la ejecución de las actividades previstas', así como la que 'requiere la estructura global creada por el Gobierno, en la que se integran todos los ministerios'.

Una apuesta de Aznar

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de junio de 2001

Más información