Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono refuerza la protección de datos en su ley contra el maltrato

Los fallos de agresores se difundirán, pero sin crear ficheros

Tres días antes de que la Comisión de Estudios e Informes del CGPJ se pronuncie sobre el informe que elaboró, contrario a la ley, y sobre las enmiendas formuladas al mismo por varios consejeros, el PSOE de las Cortes regionales introdujo ayer una nueva disposición para 'evitar cualquier interpretación sobre intenciones'.

Así, los datos personales que aparezcan en las sentencias firmes por malos tratos en el informe anual que el Ejecutivo regional remitirá a las Cortes, que constituye el punto más polémico de la futura ley, no podrán ser incluidos en ficheros, ni ser tratados, ni cedidos, según lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.

El proyecto de informe del CGPJ niega competencia en materia de Justicia a la comunidad autónoma castellano-manchega e invoca el Código Penal, las leyes orgánicas del Poder Judicial y de Protección de Datos Personales para estimar que, sin el consentimiento de los afectados, no puede legalmente crearse un fichero de maltratadores ni ceder datos.

Enmiendas al informe

En el pleno del CGPJ del 9 de mayo, varios vocales anunciaron enmiendas al informe y el presidente del Consejo, Javier Delgado, aunque se mostró a favor de sus conclusiones, contrarias a la ley, estimó el informe, que no es vinculante para las Cortes regionales, 'inusualmente duro'. Se acordó abrir un plazo de enmiendas, que concluye el jueves próximo.

Según el diputado socialista, Mario Mansilla, lo único que ha hecho su grupo es 'dejar todo mucho más claro y por escrito, para evitar interpretaciones que intentan perjudicar el proyecto de Ley' que precisamente este jueves se aprobará en las Cortes con los votos de la mayoría socialista, coincidiendo con la reunión de la comisión del CGPJ.

Se aclaran dudas, pero el fondo sigue siendo el mismo, según Mansilla, porque 'lo que no habrá son listas continuadas permanentes, ni un archivo en la Junta de Comunidades, de algo que corresponde al registro de antecedentes penales'. 'Nosotros no podemos hacer eso, sólo haremos lo que esté dentro de nuestra competencia'.

La enmienda socialista se presentó ayer por sorpresa, precisamente cuando se debatía la propuesta del PP de eliminar del proyecto de ley la difusión de las condenas por malos tratos, por suponer un motivo de conflicto con el CGPJ.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 2001