Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto farmacéutico público en España creció un 7,5% el año pasado

La factura farmacéutica consume casi el 25% del presupuesto sanitario público en España, uno de los porcentajes más altos de la Unión Europea (UE). La sanidad pública gastó el año pasado en medicamentos 1,1 billones de pesetas, 78.000 millones más que en 1999. Esto supone un crecimiento del 7,5%, dos puntos por encima del incremento considerado ideal por la UE.

Esta subida, casi el doble que el IPC de 2000, representa, sin embargo, un avance respecto a 1999, cuando el aumento en la factura farmacéutica alcanzó los 95.000 millones y se superó por vez primera el billón de pesetas. Desde 1986, el crecimiento del gasto casi siempre había superado el 10% (un 12,9% de media en el periodo).

El aumento en la factura farmacéutica se mantuvo en 2000 por debajo del 10% en todas las comunidades (en 1999 sólo lo consiguieron Cataluña y Andalucía). Los extremos de 2000 los marcaron País Vasco, 8,9% de crecimiento del gasto, y Navarra, con una subida del 7,2%. El Ministerio de Sanidad, que ofreció estas cifras el pasado enero, atribuye la moderación en el crecimiento del gasto público en medicamentos a las medidas adoptadas en los últimos años, como el recorte del margen de las farmacias, la potenciación de medicamentos genéricos, así como el decreto aprobado en diciembre sobre precios máximos subvencionados (la lista de precios de referencia). El gasto medio anual de cada español en medicamentos con prescripción es de 36.393 pesetas (se emiten una 15 recetas por habitante, a un precio medio de 2.000 pesetas por receta). El gasto per cápita en especialidades farmacéuticas publicitarias (sin receta) es de 2.118 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001