Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad rebaja un 15% los precios de referencia de cinco fármacos entre fuertes protestas de la industria

El Ministerio de Sanidad ha decidido rebajar un 15% los precios de referencia de cinco principios activos farmacológicos. El precio de referencia es el límite por encima del cual la sanidad pública deja de hacerse cargo del coste de un fármaco, y su rebaja implica que los grandes laboratorios se verán forzados a reducir también sus precios (para los medicamentos que incluyen estos cinco principios activos) o a afrontar una reducción de sus ventas.

La patronal de los laboratorios farmacéuticos, Farmaindustria, expresó ayer su 'extraordinario malestar' por la medida, y advirtió al ministerio de que ese tipo de prácticas condiciona las negociaciones para alcanzar un pacto de estabilidad que contenga a medio plazo el gasto farmacéutico público.

La patronal considera que los cinco principios activos afectados son 'de gran importancia para el sector'. Se llaman ciprofloxacino, omeprazol, atenolol, famotidina y enalapril. Farmaindustria se queja de que estas reducciones de precios imprevistas generan inestabilidad en estas empresas, entorpecen las inversiones en investigación y desarrollo y provocan un 'extraordinario daño'.

El Ministerio de Sanidad reiteró ayer su disposición al diálogo y su respeto a las negociaciones que se llevan a cabo con los diferentes sectores del mundo sanitario, desde la propia industria farmacéutica a las organizaciones médicas, informa Efe. Según fuentes ministeriales, la reducción de los cinco precios de referencia, que entrará en vigor a mediados de julio, 'es más una homogeneización', ya que se ha intentado equilibrar el 'desfase' que había entre diversos precios.

Farmaindustria expresó su deseo de establecer unas relaciones fluidas con la Administración para alcanzar un acuerdo estable que permita al sector planificar sus estrategias a medio plazo. El presidente de esta patronal, Jesús Acebillo, destacó el acuerdo de desembolsar 30.000 millones de pesetas al Ministerio de Sanidad, más otros 5.500 para financiar el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas como prueba de su 'apuesta por el diálogo' con la Administración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de junio de 2001