DIÁLOGO SOCIAL

Aznar quiere endurecer el cálculo de las pensiones cuando expire el pacto actual

El Gobierno, la patronal y Comisiones Obreras sellan el pacto de protección social sin UGT

El presidente del Gobierno, José María Aznar, decidió ayer resucitar en la firma del pacto de pensiones uno de los puntos que generaron más discrepancias entre el Gobierno y los sindicatos durante la negociación del acuerdo: el periodo de cálculo de las pensiones. Aznar rescató el objetivo de adecuar el cálculo de la pensión a toda la vida laboral, una idea que rechazaron los sindicatos y que se eliminó del documento final. 'Este acuerdo establece las bases para que el sistema de protección social tenga en cuenta, de manera progresiva, el esfuerzo de cotización realizado por el trabajador a lo largo de su vida laboral', señaló Aznar. El presidente calificó el acuerdo como 'el mejor de los posibles para los pensionistas'.

Más información

El secretario general de CC OO, José María Fidalgo, mostró su desacuerdo con este objetivo y descartó que esté recogido en el documento: 'Eso es una valoración del presidente del Gobierno'. Para Fidalgo, el pacto tiene 'la vigencia que tiene [cuatro años]' y la firma de futuros acuerdos dependerá de las condiciones que incluyan.

El Ejecutivo acudió a la negociación del pacto con la propuesta de incrementar de 15 a 35 los años que se tenían en cuenta para calcular cuánto cobra un pensionista una vez finalizada su vida laboral. Aunque la patronal coincidía con este punto, los sindicatos argumentaron que en la práctica esto supondría una rebaja de la mayor parte de las pensiones, ya que los últimos años suelen corresponder con los de mejor salario. Finalmente se acordó elevar de los 12 años actuales hasta los 15 el periodo de cálculo de la pensión hasta 2003. Pero a partir de ese año se revisará ese plazo para adecuarlo 'al esfuerzo del trabajador a lo largo de toda su vida laboral', según figura en el documento rubricado ayer en La Moncloa.

Precisamente esta apostilla del documento hizo dudar a UGT de que los años de cotización se mantuvieran en un futuro conforme a las demandas sindicales. Ésa fue una de las razones que alegó la central para rechazar el pacto. UGT considera adecuado el periodo de 15 años fijado para 2003 y no ve con buenos ojos la posibilidad de que se incremente. No obstante, el documento conjunto que los dos sindicatos presentaron en febrero ya preveía la posibilidad de un cambio en la base reguladora a partir de 2003, aunque nunca extensivo a toda la vida laboral.

El ministro de Trabajo matizó las palabras de Aznar sobre la extensión del periodo de cotización a toda la vida laboral sin aclarar expresamente si a partir de 2003 se considerará toda la vida laboral como base de la pensión o será un periodo más corto: 'A partir de 2003 estaremos en condiciones de seguir profundizando en reformas que permitan seguir avanzando en fórmulas de adecuación de la pensión al esfuerzo de cotización del trabajador', concluyó el responsable de Trabajo.

Fruto del Pacto de Toledo

Tanto el ministro de Trabajo como José María Fidalgo destacaron ayer que el acuerdo está 'escrito sobre los renglones' del Pacto de Toledo, el compromiso parlamentario que en 1996 permitió garantizar la viabilidad futura del sistema de pensiones y apartarlo de la contienda política.

El próximo capítulo del diálogo social no tardará en abrirse. El ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, anunció ayer que a partir de la próxima semana comenzarán los contactos con los sindicatos y la patronal para debatir sobre la negociación colectiva. Aparicio recordó que la anterior regulación de este aspecto, recogida en la reforma laboral de 1997, expira el próximo 28 de abril, según el plazo que se dieron las partes ese año en cuanto a la vigencia del texto.

El Ejecutivo ya advirtió de que si las partes (sindicatos y patronal) no alcanzan un acuerdo sobre negociación colectiva, el Gobierno seguirá la senda de la reforma laboral y legislará sobre este aspecto. En principio, todas las partes están convocadas a esta reunión, incluida UGT, pese a haber rechazado este pacto de pensiones.

Los firmantes eluden dar cifras sobre el coste

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de abril de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50