Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIÁLOGO SOCIAL

UGT liquida 13 años de unidad con CC OO por el pacto de pensiones

La relación entre ambos sindicatos atraviesa el peor momento desde que actúan conjuntamente

La diferencia de posturas que han adoptado CC OO y UGT con respecto a la firma del pacto de pensiones acordado el pasado 30 de marzo ha resquebrajado el modo conjunto de actuar que las dos organizaciones han abanderado siempre como uno de sus principales logros. Aunque el alejamiento lleva semanas fraguándose, según fuentes de UGT, el desencuentro lo escenificó ayer el secretario general de esta central, Cándido Méndez, al anunciar su negativa a firmar el pacto de pensiones 'en los términos en que está formulado actualmente'.

La contundencia con que Méndez se refirió a la relación con CC OO dibuja un horizonte complicado para la unidad de acción en los próximos capítulos del diálogo social. 'Se ha abierto una grieta que tiene difícil recomposición', aseguró ayer el líder de UGT, que incluso lanzó la sombra de la duda sobre la celebración del Primero de mayo, día mundial del Trabajo: 'Es honesto reconocer que el Primero de mayo tiene dificultades a la hora de convocarlo conjuntamente', sentenció Méndez, quien sin embargo añadió que se harán todos los esfuerzos necesarios para evitar que esto ocurra. El responsable de UGT anunció contactos con CC OO la próxima semana para hablar sobre cómo organizar el Primero de mayo.

Comisiones Obreras no quiso ayer valorar las declaraciones de Cándido Méndez. El sindicato simplemente lamentó que UGT no se haya sumado al acuerdo de pensiones y descarto que la negociación pueda reabrirse. El Ministerio de Trabajo reconoció que a partir de ahora el diálogo social puede ser más difícil si los sindicatos acuden a él divididos. El próximo cometido del diálogo social será abordar la reforma de la negociación colectiva.

Pactar con el Gobierno

Fuentes de UGT consideran que el detonante de esta grieta en la unidad de acción no ha sido la decisión del sindicato de no firmar, sino que acusan a CC OO de haberse desmarcado de la postura unitaria al pactar con el Gobierno. 'Comisiones tomó su decisión independientemente de que estuviera UGT en el acuerdo', aseguran en el sindicato. En la dureza del discurso de Méndez ha pesado no sólo el pacto de pensiones, sino la diferencia de criterios que adoptaron los sindicatos tras la aprobación de la reforma laboral por parte del Ejecutivo. Aunque las dos centrales rechazaron la reforma del 2 de marzo, UGT comenzó a hablar inmediatamente de una huelga general para hacer frente al documento, mientras que el secretario general de CC OO, José María Fidalgo, rechazó tal posibilidad. Desde ese momento, las relaciones entre las centrales han atravesado momentos difíciles y en UGT consideran que Comisiones 'se ha situado en otra órbita'. UGT considera lesivos varios aspectos del pacto de pensiones.

El sindicato cree excesivo el periodo de 12 años fijado para la separación de fuentes por la cual el Estado asumirá el pago de complementos de mínimos de pensiones, que ahora abona la Seguridad Social. También cree que exigir que el trabajador esté desempleado para poder acceder a la jubilación anticipada deja la decisión 'en manos del empresario' en lugar de depender de la voluntad del empleado.

Con respecto a la dimisión de Pedro Díaz Chavero, el negociador del pacto de pensiones por parte de UGT, que dejó su cargo al sentirse desautorizado por la dirección, Méndez aseguró que es un asunto cerrado y que la situación de UGT es 'compacta y cohesionada'.

Huelgas que unen y separan

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001

Más información