Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

250 piezas muestran un Sagasta entre la ingeniería y la política

Ciclo de muestras históricas entre 1875 y 1930

El ciclo de exposiciones históricas, organizado por la Fundación BBVA y el Ministerio de Educación y Cultura, tiene como objetivo "buscar las raíces de la España moderna", según manifestaron los promotores en la presentación de la muestra Sagasta y el liberalismo español, abierta hasta el 18 de febrero en las salas de la Fundación BBVA de Madrid (paseo de la Castellana, 81). El montaje reúne 250 piezas sobre un olvidado Sagasta ingeniero y político.

La exposición Sagasta y el liberalismo español es continuación de la presentada el año pasado sobre Cánovas y la restauración, y tiene como objetivo conocer la historia reciente entre los años 1875 y 1930, según declaró José Ángel Moreno, director general adjunto de la Fundación BBVA. El proyecto original -aportación de la Fundación Argentaria a la fusión con el Banco Bilbao Vizcaya-, seguirá hasta el año 2002 con otras dos muestras, sobre Regeneracionismo y reforma en España a comienzos del siglo XX y El reinado de Alfonso XIII."La muestra sobre Sagasta permite redescubrir su dimensión política, una figura del siglo XIX poco conocida y valorada que representó en la izquierda de la época una apuesta por la sensatez y posiciones moderadas", según José Ángel Moreno. El director general de Bellas Artes, Joaquín Puig de la Bellacasa, resaltó "el esfuerzo de fundaciones y empresas privadas por invertir en cultura y patrimonio", a la espera de una ley de mecenazgo "más abierta y flexible".

La exposición de Sagasta y las dos próximas tiene un comité asesor, presidido por Juan Pablo Fusi, en el que intervienen Mercedes Cabrera, Guillermo Gortázar, Antonio Morales Moya y José Varela Ortega. El historiador Juan Pablo Fusi expresó su "entusiasmo" por la exposición y el catálogo, para destacar la interpretación historiográfica, la belleza de las piezas y el sentido pedagógico del montaje.

"El conjunto de estas exposiciones representan los orígenes del Estado y la sociedad española contemporánea", dijo Juan Pablo Fusi, al enumerar la base de la industrialización y las obras de infraestructuras (ferrocarriles, puentes, carreteras), la moderna estructura financiera y el cambio de la vida cultural, con las generaciones del 98, la de Ortega y Gasset y la del 27.

Sagasta y el liberalismo español contiene 250 piezas, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados, documentos y objetos, procedentes de diversas instituciones y particulares, como los museos del Prado, del Ejército, Naval, Bellas Artes de Bilbao, Patrimonio Nacional, Congreso, Senado y Biblioteca Nacional.

El montaje, diseñado por Jesús Moreno, logra que en unos espacios difíciles no se pierdan obras de Vicente López, Federico Madrazo, Antonio Gisbert, José Casado del Alisal, Joaquín Sorolla, Darío de Regoyos y Mariano Benlliure, entre otros.

El comisario, Carlos Dardé, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Cantabria, ha tenido la asesoría artística de Pilar de Miguel, y la coordinación de María Luisa Martín de Argila y Paloma Flórez. "Sagasta es un verdadero regalo para un historiador, ya que es un personaje polifacético, como ingeniero de caminos y político, con una vida llena de contrastes, con éxitos y fracasos, como la revolución de 1868", afirmó Carlos Dardé. "Es uno de esos soldados del progreso, que representan el espíritu científico de la época, por su fe en la ciencia y el progreso de las ciudades".

El montaje sobre Práxedes Mateo Sagasta (Torrecilla en Cameros, La Rioja, 1825-Madrid, 1903) sigue un orden cronológico y temático a lo largo de seis apartados. Un retrato de Sagasta, realizado por Casado del Alisal en 1884, preside el montaje y la portada del catálogo, junto a una frase dicha en el Congreso tes años antes. "He de caer siempre del lado de la libertad".

Tras el nacimiento de los partidos políticos en 1833, el visitante pasa al Sagasta ingeniero, diputado, periodista, conspirador y exiliado (1854-1868), para seguir por el triunfo y disolución del progresismo, la izquierda liberal en la Restauración y el partido liberal de la Regencia (1885-1902). "Me planteo no adoctrinar, ni dar mensajes, sino contar una historia sobre la mala suerte del liberalismo progresista, afirmó Carlos Dardé. El Colegio de Ingenieros de Caminos ha programado un ciclo de conferencias en su sede de Madrid (Almagro, 42) entre el 11 de enero y el 8 de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de diciembre de 2000