Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco y los armadores rechazan la nueva cuota para merluza

El PSOE acusa al Gobierno de no defender a la flota gallega en la UE

Bilbao / Santiago de Compostela

El recorte a la mitad de las capturas de merluza decidido en la madrugada del viernes por la Unión Europea ha provocado un fuerte rechazo tanto en el País Vasco como en Galicia, las zonas más afectadas. Según el Ejecutivo vasco, la medida es "discriminatoria" para Euskadi y supone "un golpe de gracia" para el sector, según los armadores. El PSOE gallego acusó al Gobierno de no defender a la flota de esta comunidad ante la UE.

Reconversión

El director de Pesca del Gobierno vasco, Josu Santiago, se quejó de que "la zona donde más derechos de pesca tiene la flota vasca, y donde más actúa, es donde se aplica el mayor grado de reducción". En declaraciones a Radio Nacional, el alto cargo del Ejecutivo vasco señaló que la diferenciación por zonas a la hora de establecer las capturas no debería existir.El gerente de la Asociación de Armadores de Altura del País Vasco, Víctor Badiola, afirmó, por su parte, que la decisión de la UE supone "un golpe de gracia" y dijo que es "el primer paso" para desmontar el trabajo realizado "tras muchos años de esfuerzo". Badiola recordó que la flota vasca, como la del resto del Estado español, tiene acceso a un número muy limitado de especies, una situación que se agrava con la nueva reducción impuesta.

Para Galicia, el recorte de las capturas de merluza también supone un duro golpe. El secretario general del PSdG-PSOE, Emilio Pérez Touriño, acusó al Gobierno autonómico y al central de no defender los intereses de la flota gallega y española ante la Comisión Europea. Touriño, que criticó la "alarmante pasividad" de la Xunta y del Ejecutivo estatal, aseguró que no se puede culpar a la UE de las reducciones de capturas, ya que son estos gobiernos los que "deben desarrollar su capacidad de negociación" para hacer valer los intereses de España ante la Unión Europea.

El dirigente socialista afirmó que la salida a esta crisis del sector pesquero no debe ser la reconversión de la flota, sino que "hay que anticiparse" y buscar "nuevos escenarios" con futuro para la pesca gallega. Por este motivo, exigió a la Xunta y al Gobierno central "una respuesta política inmediata" que solucione la "grave y peligrosa" situación actual de recortes en las capturas que sufre el sector.Por su parte, la vicepresidenta de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y portavoz de pesca del grupo de los Socialistas Europeos, Rosa Miguélez, aseguró que los severos recortes impuestos por la UE obligarán a una reconversión de la flota pesquera. Además, explicó que esta readaptación también viene impuesta por el "acorralamiento" que la flota sufre en otras zonas como Marruecos, Chile o los mares del Norte.

En cuanto a la renovación del acuerdo de Pesca con Marruecos, Miguélez señaló que los negociadores de la UE "son los peores de los posibles". Lo que habría que hacer, añadió, "es pedir el cese del director de Pesca de la UE, Stefan Smidt", y reprochó al Gobierno español que "no haya hecho esta petición hace muchos meses".

El diputado del Bloque Nacionalista Galego (BNG) Guillerme Vázquez ha presentado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a demandar el establecimiento de una nueva orientación de la política de la UE en lo relativo al stock de merluza en aguas comunitarias. El recorte de capturas decidido por la UE no soluciona, en opinión del diputado gallego, el problema de conservación de las existencias de merluza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de diciembre de 2000