El líder laborista dice que el 'no' danés no afectará a la ampliación

El primer ministro británico, Tony Blair, consideró ayer en Varsovia que el rechazo danés al euro no tendrá "ningún impacto" en el apoyo político a la ampliación de la Unión Europea al Este o sobre la posición del Gobierno británico sobre la moneda europea.Blair, que se manifestó así durante una visita de dos días a Polonia, señaló que era importante sacar las conclusiones correctas del referéndum en Dinamarca de la semana pasada, durante el cual los daneses decidieron no unirse a la moneda única.

"Esta decisión no tendrá impacto sobre el apoyo político a la ampliación, como algunos vaticinan. Tampoco afectará a la posición del Gobierno británico sobre el euro", indicó el primer ministro británico en un discurso sobre el futuro de Europa.

Más información
Una potencia mundial de naciones libres
Blair reclama que la Unión Europea sea una superpotencia pero no un superestado federal

Blair reiteró la afirmación según la cual el Reino Unido se unirá al euro sólo cuando las condiciones económicas sean favorables. "Ni podemos ni vamos a arriesgar la pujanza económica británica".

A juicio del jefe del Gobierno polaco, Jerzy Buzek, el ingreso de su país, que, según dijo, es un "dinámico mercado de consumo" y puente con la Europa del Este, significará la ampliación del área de estabilidad económica de Europa.

En las relaciones bilaterales con el Reino Unido, Polonia desea el aumento de las inversiones británicas -que ahora ocupan el séptimo lugar-, ante todo en el sector de la industria armamentística. El primer ministro británico contestó que hará todo lo posible para fortalecer los lazos y la amistad entre ambos países.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS