La presidenta de Panamá decidirá el destino de Montesinos tras su visita esta semana a España

El viaje de Moscoso a Madrid coincide con la reunión del Gafi sobre paraísos fiscales

La presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, visitará España entre los días 3 y 5 de octubre. Moscoso aseguró ayer en Panamá que decidirá si concede asilo político a Vladimiro Montesinos, ex asesor del presidente de Perú, Alberto Fujimori, cuando regrese de Madrid. Aunque el Gobierno panameño no facilitó cuáles son los contactos previstos por Moscoso con el Ejecutivo español, sí se da por seguro que el destino definitivo de Montesinos será uno de los asuntos de su agenda. El otro es la calificación de Panamá como país en el que se blanquea dinero del crimen. El Gafi (Grupo de Acción Financiera) revisará esta semana en Madrid esa lista negra, que ahora incluye a Panamá.

Mireya Moscoso llegará el martes a Madrid invitada por el rey Juan Carlos para participar en la inauguración de una exposición internacional con motivo del quinto centenario del nacimiento de Carlos V. La presidenta anunció que, después de viajar a España, su Gobierno se pronunciará sobre la concesión de asilo político a Vladimiro Montesinos, ex jefe del polémico SIN (Servicio de Inteligencia Nacional), el contraespionaje peruano. "Todavía no hay ninguna decisión, se está estudiando, él tiene su visa que le dio el Gobierno anterior, está como turista y después de mi viaje a España se tomará una decisión", dijo Moscoso en Panamá. Montesinos pidió la semana pasada asilo político en el país del istmo, donde llegó el pasado día 23.El jueves, el ministro español de Asustos Exteriores, Josep Piqué, aseguró que España "interviene" activamente en la búsqueda de una solución al exilio de Montesinos. Desde España se ha tanteado la posibilidad de que Marruecos acoja a Montesinos en el caso de que Panamá le deniegue el asilo.

El Defensor del Pueblo de Panamá, Italo Antinori, criticó la protección y el "asilo tácito" que su Gobierno brinda a Montesinos. En rueda de prensa aseguró que el Ejecutivo panameño oculta que el anterior presidente, Ernesto Pérez Balladares, concedió a Montesinos en 1998 el estatus de residente. El ex asesor de Fujimori abrió cuentas bancarias en Panamá y, de acuerdo con fuentes que han tenido acceso a documentos presentados por el ex jefe del SIN, tiene mucho dinero y negocios en el país

Las facilidades que brinda Panamá para acoger dinero de origen sospechoso es el motivo por el que el Grupo de Acción Financiera (Gafi), una agencia internacional creada a instancias del Grupo de los Siete (G-7), lo incluyó en su lista negra de países que colaboran al blanqueo del dinero del crimen. Esta calificación preocupa considerablemente al Ejecutivo panameño pues el visto bueno del Gafi es imprescindible para el buen funcionamiento de un centro financiero internacional.

La presidenta Moscoso coincidirá en Madrid con su vicecanciller, Harmodio Arias, que viaja a Madrid para asistir a la reunión que el Gafi mantendrá en la capital de España entre los días 4 y 6 de octubre. La presidencia rotatoria del Gafi, además, recae desde julio en un español, José María Roldán, y la preparación de la reunión de esta semana en Madrid ha corrido a cargo del Ministerio de Economía, que encabeza el vicepresidente Rodrigo Rato.

El Gobierno de Moscoso empezó a hablar de consentir el asilo a Montesinos a cambio de que la entidad de vigilancia financiera de la Organización de Estados Americanos (OEA) accediera a sacar a Panamá de su lista negra de países que no cooperan contra el lavado de dinero negro. No hay constancia de que la OEA haya hecho tal cosa, pero sí que ésta presionó para que Panamá modificara su decisión inicial de no dar asilo a Montesinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de septiembre de 2000.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50