Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 79% de los niños de educación especial estudia en centros públicos Tres de cada cuatro padres quieren que sus hijos sean universitarios

El 79% de los alumnos diagnosticados por sus deficiencias como niños con necesidades especiales va a centros públicos, mientras que sólo el 21% va a privados, según el Sistema estatal de indicadores de la educación del Ministerio de Educación. De los que estudian en colegios públicos, el 85% está escolarizado en régimen de integración -es decir, con compañeros sin sus necesidades particulares-, y el 15%, en centros específicos de educación especial. Sin embargo, de los matriculados en centros privados, el 42% estudia integrado con niños sin estas necesidades y el 58% se encuentra en centros específicos. El número de alumnos diagnosticados por sus deficiencias como estudiantes con necesidades educativas especiales es de 21 por cada 1.000.

El 69% de los alumnos con requerimientos educativos especiales padece discapacidad psíquica, que es la más diagnosticada. Por el contrario, apenas un 3% presenta una insuficiencia o discapacidad visual.

La mayor presencia de alumnos con necesidades educativas especiales coincide con el aumento de la escolarización general, según el informe. Ésta llega al 100% de los alumnos entre cinco y 14 años. Además, los estudiantes cada vez están más tiempo en la escuela. Su esperanza de escolarización en 1999 era de 15 años, dos más que en 1986.

En todas las comunidades autónomas y a todas las edades, la vida escolar de las mujeres es más larga que la de los hombres. Como media, las alumnas estudian medio año más que los alumnos.

Este aumento de la vida escolar parece estar más en consonancia con las expectativas de los padres que con las de los alumnos. Así, el 13,8% de los estudiantes de 10 años se conformaría con acabar la enseñanza obligatoria, lo que sólo satisfaría al 4,7% de sus padres. Por el contrario, más del 75% de los padres confía en que sus hijos consigan un título universitario, mientras que el porcentaje de estudiantes que prevén acabar la Universidad no llega al 55 de media. Entre ellos son los más pequeños, los de ocho años, los que menos interés demuestran (un 40,5%). Claro que también es a esta edad donde el número de indecisos es mayor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2000