Pere Gimferrer gana el IX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

El poeta y académico catalán Pere Gimferrer, a punto de cumplir 55 años, ha obtenido por mayoría de votos el IX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (dotado con seis millones de pesetas), por ser uno de los grandes poetas de la segunda mitad de siglo, tanto en lengua castellana como en catalán. "Este premio tiene para mí un gran significado", declaró ayer el galardonado, "porque lo han ganado poetas que admiro y que son o han sido grandes amigos míos, como João Cabral de Melo o Claudio Rodríguez", indicó Gimferrer, tras conocer que había obtenido este galardón, considerado uno de los más prestigiosos de la lengua española. Y añadió que tiene para él una consideración especial: "Por primera vez se premia a un poeta que escribe en catalán y, además, escribo mucho en catalán". El Premio Reina Sofía, patrocinado por Patrimonio Nacional, distingue especialmente a poetas que han realizado una aportación relevante al patrimonio cultural común a Latinoamérica y España. En anteriores convocatorias fueron premiados el brasileño Cabral de Melo, José Ángel Valente, José Hierro, Gonzalo Rojas y Mario Benedetti, entre otros autores.

Escritor precoz

Pere Gimferrer debutó en la literatura en 1963 con la obra en castellano Mensaje del Tetrarca. A los 21 años escribió Arde el mar, que mereció el Premio Nacional de Poesía. Después vendrían Tres poemas, Poesía 1963-1969 y La muerte de Beverly Hills. A partir de 1970 comienza a publicar en catalán, Hora Foscant y L'espai desert, entre otras obras. También es autor de ensayos, como Cine y literatura y Marx Ernst o la disolución de la identidad.

Hasta 1970, cuando vio la luz su primer libro en catalán, Els miralls, Gimferrer ofreció en castellano algunos de los libros de versos "más importantes de la segunda mitad del siglo XX", declaró ayer el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, poeta, "discípulo" del premiado y miembro del jurado.

Gimferrer posee ya una abultada lista de premios literarios: con Lecturas de Octavio Paz recibió el Anagrama de Ensayo; su traducción del catalán al castellano de la obra de Ausiàs March ganó el Nacional de traducción; los tres volúmenes de Dietary (1979-1980) obtuvieron el Ciutat de Barcelona; su novela Fortuny fue premio Ramon Llull y Joan Crexellas, y en 1989 recibió el Premio Nacional de Poesía.

Gimferrer ingresó en la Real Academia Española (RAE) en 1985 y desde entonces ocupa el sillón que dejara vacante Vicente Aleixandre, uno de los escritores que, junto con Octavio Paz, más ha influido en Gimferrer.

El jurado de esta IX edición del Premio Reina Sofía, presidido por Álvaro Fernández Villaverde, estuvo formado por Víctor García de la Concha, Mario Benedetti, Camilo José Cela y José Saramago, entre otros. El premio será entregado por la Reina en el Palacio Real, en el último trimestre de este año.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS