Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de choque del Insalud sobre cirugía cardiaca comienza el 13 de junio

Villalobos dice que se contratará al personal necesario para aliviar las listas de espera

El plan de choque para reducir las listas de espera en cirugía cardiaca anunciado por José María Aznar en el Congreso de los Diputados comenzará el martes 13 de junio. Así lo afirmó ayer en una tertulia radiofónica la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, quien también aseguró estar dispuesta a contratar el personal necesario para llevar a cabo dicho plan, además de potenciar la cirugía ambulatoria. En el Insalud hay 13 hospitales con servicio de cirugía cardiaca, por lo que todos ellos deberán estar incluidos en este plan de choque. Ocho de ellos tendrán que hacer turnos de tarde.

Los cirujanos cardiovasculares del hospital Clínico de Madrid, uno de los centros incluidos en el plan de choque anunciado por Aznar, se enteraron ayer por la radio de que a partir del 13 de junio tendrán que intensificar su labor. Celia Villalobos aprovechó la tertulia radiofónica de Luis del Olmo en Onda Cero para anunciar el inicio del plan de choque. No ofreció el listado de hospitales incluidos, pero en el Insalud sólo hay 13 hospitales con servicio de cirugía cardiovascular, justo el número de centros que, según anunció Aznar, deberán intensificar su ritmo de trabajo en el quirófano: cinco redoblando su labor por las mañanas y otros ocho, con turnos de tarde.

Los 13 hospitales con este servicio son los siguientes: Central de Asturias, Clínico de Valladolid, Valdecilla (Santander), Hospital de Salamanca, Infanta Cristina (Badajoz), Miguel Servet (Zaragoza), Arrixaca (Murcia) y cinco de Madrid (Ramón y Cajal, La Paz, Clínico, La Princesa y Puerta de Hierro). Se da la circunstancia de que el Puerta de Hierro, uno de los pocos hospitales públicos del Insalud con horario de mañana y tarde, lo cambió en diciembre pasado por orden de la gerencia para homologarse al resto y concentrar el grueso de la actividad en la mañana.

Celia Villalobos dijo en la tertulia radiofónica que "hay que reorganizar mejor los servicios". Y añadió: "En un hospital, si hay dos servicios y se tienen suficientes cirujanos como para que haya tres turnos, pues que haya tres turnos. Si hay que contratar a tres enfermeras especialistas de quirófano, pues se contratan. Que resulta que tienes que contratar un anestesista, pues lo mismo, pero completas un equipo". Y a preguntas de los contertulios aseguró que se va a gastar más dinero en sanidad, a pesar de rechazar los datos comparativos con otros países europeos -"también en Alemania son más altos los salarios y las pensiones", alegó- y a pesar de la negativa de Rodrigo Rato a aumentar el presupuesto sanitario. También aseguró Villalobos que se abrirán todos los quirófanos por la tarde y que se va a seguir potenciando la cirugía ambulatoria.

Derecho a elegir

La ministra, que el día anterior en el Congreso se negó a ampliar detalles del plan de choque anunciado por Aznar, dijo también ayer que "hay que organizarse mejor y romper el miedo a determinadas palabras en este país". Villalobos defendió la autonomía de los hospitales para que puedan organizarse mejor y ganarse a los pacientes, que deben tener el derecho real a elegir.

También dijo la ministra que se ha impuesto el compromiso de terminar con las listas de espera en oncología y en cardiovascular.

En el Ministerio de Sanidad, mientras tanto, respetaron el hermetismo impuesto por sus máximos responsables respecto a los detalles del plan de choque. Ni siquiera concretaron qué hospitales deberán extender su horario a la tarde y cuáles se limitarán a intensificar su trabajo de mañana. Dicho departamento, alegaron, no dará información alguna hasta el martes próximo, día en que se reúne el Consejo Interterritorial de Salud en el que están representadas las comunidades autónomas. Allí se va a abordar la estrategia a seguir en todo el territorio nacional sobre las listas de espera.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y la UGT mostraron ayer su sorpresa y su malestar ante el hecho de que el Gobierno anunciara la apertura de hospitales por la tarde sin haber mantenido contacto con ellos. Tomás Toranzo, de la CESM, dijo que una medida coyuntural como ésta no conduce a ninguna parte. "No tenemos ninguna información sobre las medidas a tomar y creemos que hay que contar con los profesionales para hacer un plan riguroso".

Otro sindicato, el de auxiliares de enfermería (SAE), tachó de demagógico el plan de choque. "La apertura de quirófanos por la tarde mejoraría la solución, pero para ello hay que mantener las plantillas adecuadas durante todo el día". El sindicato de enfermería SATSE también habló de la falta de personal.

El consejero de Sanidad extremeño, Guillermo Fernández Vara, también rechazó el plan de choque. "Sólo se consigue que disminuya la punta del iceberg, pero el resto crece. Hay que poner el sistema a trabajar a pleno rendimiento".

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública advirtió del peligro de que el plan de choque, si no cuenta con recursos adicionales, perjudique a otros servicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2000