La UE quiere terminar con el desorden de sus políticas urbanas

Agencias

La Unión Europea debe acabar con la dispersión y el desorden de sus acciones políticas a favor de la ciudad y hacer de la protección del entorno urbano una de sus prioridades, reconocen los ministros de Medio Ambiente de los Quince. Reunidos en una cumbre en Oporto (Portugal), los ministros aprobaron ayer un documento sobre cuál debe ser la política urbana de la UE en los próximos años.Los Quince admitieron que las grandes ciudades generan problemas económicos graves, derivados del uso ineficaz de la energía y la inadecuada organización de sus actividades y servicios que, además, ponen en peligro el entorno y la salud de sus habitantes. En ese documento se propone hacer de la protección del medio ambiente de las ciudades, donde vive el 80% de los ciudadanos de la Unión, una "prioridad política", y se reconoce que es necesario aprovechar mejor la financiación existente, en concreto los multibillonarios fondos estructurales.

El ministro portugués de Medio Ambiente, José Sócrates, indicó que la Unión tendrá como objetivo en los próximos años una política medioambiental para las ciudades que se sostendrá en tres "pilares" básicos.

El primero de ellos consistirá en la elaboración de indicadores específicos que sirvan, por ejemplo, para mostrar los niveles de contaminación del aire, de calidad del agua, de nivel de equipamientos sociales y de estándares de protección social. Se trata de que las ciudades europeas cuenten con instrumentos de medición comparables entre ellas para definir el grado de cumplimiento de normas mínimas de calidad de vida.

En segundo lugar, la política europea de medio ambiente urbano tendrá que ocuparse de aspectos como la mejora del urbanismo, la protección de la herencia arquitectónica, así como de vigilar que las nuevas construcciones respeten la normativa comunitaria sobre calidad del aire y generación de residuos, por ejemplo. Por último, el tercer pilar consistirá en la solución de los problemas sociales de las ciudades, como los casos de exclusión social y marginación, y la lucha contra el desempleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de abril de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50