Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segunda protesta estudiantil contra la prueba MIR en una semana

Bajo el lema "antes de que nos chupen la sangre, nosotros la donamos", se manifestaron ayer más de 3.000 estudiantes de Medicina, en protesta contra una supuesta reducción de plazas MIR (Médicos Internos y Residentes para hospitales públicos) por parte de Sanidad. La oferta anual de plazas es de 4.000 para más de 10.000 aspirantes, la mitad de los cuales pertenece a una bolsa histórica que, según los estudiantes, nunca desaparecerá.Los manifestantes, que participaron en actos simbólicos de donación masiva de sangre en 13 ciudades españolas, reivindican también la adaptación de los baremos de la prueba MIR a las asignaturas de los nuevos planes de estudio, así como tener al Ministerio de Sanidad como principal interlocutor.

Ésta es la segunda vez -después de la del pasado miércoles- que el CEEM (Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, que agrupa a cerca de 25.000 alumnos) convoca a los estudiantes. El ministro de Sanidad, José Manuel Romay, afirmó ayer: "Los problemas están perfectamente encarrilados; hay más plazas MIR que alumnos salen de la facultad". Cada año se licencian unos 4.000 alumnos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2000