Europa da un mes a Alemania para que acepte la carne británica

La Comisión Europea (CE) decidió ayer iniciar formalmente un procedimiento de infracción contra Alemania por no haber levantado, después de seis meses, el embargo al bovino británico. Esta acción legal se suma a las emprendidas en noviembre contra Francia por la misma razón. El Ejecutivo quiere que las autoridades alemanas suspendan la prohibición si quieren evitar que el caso sea llevado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), y le da un plazo de un mes para que reaccione. Bruselas busca desde septiembre una solución política del asunto y asegura que no hay motivos científicos que justifiquen el embargo, porque la decisión de levantar la prohibición se adoptó por los todos los Estados miembros sin excepción. "Se puede evitar el contencioso si Alemania respeta rápidamente el derecho comunitario", declaró el comisario europeo de Salud y de la Protección del Consumidor, David Byrne. La CE pide al Gobierno alemán que se exprese a favor o en contra del levantamiento del embargo.

Alemania y Francia son los únicos países de la UE que mantienen las restricciones a las importaciones de carne de bovino procedente del Reino Unido, impuestas a raíz de la crisis de las vacas locas en marzo de 1996. La CE afirma que, manteniendo la prohibición, Alemania "no está respetando sus obligaciones como Estado miembro" de la UE. Si el Gobierno alemán no responde en ese plazo a la petición de Bruselas, se enviará un dictamen motivado, paso previo del envío del caso ante la Corte de Justicia europea. Byrne reconoce que las autoridades alemanas están en buena disposición ante las negociaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS