Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cadena perpetua en Argentina para 8 acusados de matar a un fotógrafo

Ocho de los nueve acusados por el homicidio del reportero gráfico argentino José Luis Cabezas, asesinado de dos tiros en la cabeza en la madrugada del 25 de enero de 1997, han sido ccondenados a cadena perpetua. Ayer el tribunal que el viernes celebró su última audiencia sobre el caso en la ciudad de Dolores, 200 kilómetros al sur de Buenos Aires, comunicó su sentencia sobre este caso que conmocionó a Argentina. Entre los castigados con la máxima pena figura Gregorio Ríos, ex colaborador del empresario Alfredo Yabrán, que se suicidó el pasado año cuando la policía le buscaba como instigador del asesinato.Cabezas, de 36 años, padre de tres hijos, reportero del semanario Noticias y considerado como uno de los mejores fotógrafos de su generación, fue asesinado cuando se encontraba arrodillado en un descampado, con las manos atadas a la espalda con esposas. Su cuerpo fue hallado incinerado, dentro de su coche.

En la reconstrucción del homicidio, el tribunal coincidió con el fiscal en que Cabezas fue asesinado por su empeño en tomarle fotografías al empresario Alfredo Yabrán, acusado por el ex ministro de Economía Domingo Cavallo ante el pleno del Congreso de ser "el jefe de una mafia enquistada en el poder". Cuando el juez que investigaba el crimen de Cabezas ordenó al fin su detención, Yabrán se suicidó.

Además del colaborador de Yabrán también han sido condenados Gustavo Prellezo, José Auge, Héctor Retana, Gustavo González y Horacio Braga. Además de estos delincuentes, han recibido la condena a perpetuidad los policías Anibal Luna y Sergio Camaratta, que participaron en las tareas logísticas durante la preparación del homicidio.

Los abogados de la familia Cabezas van a pedir ahora que se investigue también a otros policías a los que se acusa de "liberar la zona" para que los ejecutores pudieran secuestrar al fotógrafo y a los que luego trataron de ocultar pruebas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de febrero de 2000