Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colombiano Héctor Abad, premio de Narrativa Innovadora

El escritor colombiano Héctor Abad (Medellín, 1958) ganó ayer el primer Premio Casa de América de Narrativa Innovadora por su novela Basura. Al premio, dotado con un millón de pesetas, se presentaron 246 manuscritos, argentinos y colombianos en su mayoría. La novela ganadora será publicada por la editorial Lengua de Trapo, convocante del premio junto con la Casa de América. El editor José Huerta explicó ayer que la finalidad del concurso es fomentar la literatura de riesgo. "En el panorama editorial no hay espacio para las apuestas singulares", señaló Huerta. "En el arte no hay progreso; evoluciona pero no avanza". Otro de los objetivos del premio, según el editor, es favorecer la comunicación en el ámbito hispano.Algunos de los participantes en el concurso tenían dudas al respecto de lo que significa narrativa innovadora. Sólo cinco novelas pasaron a la final y, entre los que no pasaron la primera criba, hubo un autor que envió un vídeo junto al manuscrito y otro, un taxista de Nueva York, que envió la misma obra una docena de veces con distinto título.

Junto con el escritor Enrique Vila-Matas han participado en el jurado Roberto Bolaño, Cristina Peri Rossi, Íñigo Ramírez de Haro y el profesor de Literatura Hispanoamericana de la Universidad Autónoma de Madrid, Eduardo Becerra. El presidente del jurado comentó que la novela ganadora es "auténticamente innovadora".

El jurado ha valorado en la obra premiada el interrogante que plantea sobre las relaciones entre escritura y lectura. Basura narra la historia de una intromisión intolerable. El protagonista tiene acceso de manera casual a los relatos de un novelista vecino suyo que según los escribe los tira a la basura. A partir de ahí se convierte en un lector obsesionado de un escritor que escribe para nadie.

Basura es la tercera novela de Héctor Abad, traductor de obras de los italianos Lampedusa, Bufalino y Eco. El autor ha sido columnista de El Espectador de Bogotá y actualmente trabaja como columnista y periodista cultural del semanario Cromos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 2000