Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva Ortografía del español se acerca al castellano de América

Académicos de los 22 países hispanohablantes presentan el libro con algunas normas nuevas

"La unidad lingüística se mantiene si hay acuerdo ortográfico". Las palabras del académico de la lengua española Gregorio Salvador definen bien la importancia del nuevo texto de la Ortografía de la lengua española (Espasa), que hoy se presenta oficialmente en San Millán de la Cogolla y que ha sido consensuado, "línea a línea", con las academias de las 19 repúblicas hispanoamericanas, la norteamericana y la filipina de la lengua española.

El viejo lema fundacional "limpia, fija y da esplendor" ha de leerse ahora más cabalmente como "unifica, limpia y fija". La nueva edición de la Ortografía, de la que se han editado 100.000 ejemplares y se prepara una nueva edición de 20.000, es "una de las mejores antologías de las lenguas vivas", aseguró ayer Gregorio Salvador, tras una reunión de trabajo en la Real Academia Española en la que participaron representantes de los 22 países que han aprobado la nueva ortografía.La doctrina de la nueva obra apenas ha experimentado variaciones, aunque se ha actualizado en términos generales y se ha alterado en algunos aspectos concretos de la acentuación. La consideración ortográfica de las secuencias formadas por una vocal cerrada no tónica más una vocal abierta (o viceversa) y por dos vocales cerradas distintas se ha regularizado de tal modo que su acentuación no dependa de su pronunciación.

Esta modificación afecta a un número reducido de palabras consideradas antes bisilábicas y ahora monosilábicas. Hui (del verbo huir), rio (de reír), guion, y pocas palabras más no se acentuarán, aunque la Academia no considerará errónea la acentuación. Por lo que se refiere a la edición del texto, se ha actualizado totalmente la redacción de la obra y se han multiplicado y modernizado los ejemplos. Se han ampliado considerablememente los capítulos relativos al uso de las mayúsculas y la puntuación. En ambos se han incorporado nuevos supuestos.

Los académicos fueron recibidos en audiencia por el presidente del Gobierno, José María Aznar, quien les aseguró que la lengua española es el gran patrimonio de todos. Aznar se comprometió con los académicos a defender en la próxima Cumbre Iberoamericana de La Habana que se dé un empujón a los asuntos relacionados con el cuidado del español y que se mantenga el protocolo de ayudas económicas de las academias de la Lengua.

El director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, contó que la Ortografía de la lengua española se presentó en primer lugar en Chile como homenaje a Andrés Bello, protagonista de la gran controversia de la ortografía en el siglo pasado. Después se presentó en Argentina, Colombia, Venezuela y México, y la acogida "ha sido verdaderamente excepcional". Sentado a su lado estaba Alfredo Matus, director de la Academia chilena, que aclaró que la polémica ortográfica con su país concluyó en 1927 y corroboró el carácter panhispánico de la ortografía.

Los académicos reunidos en Madrid aprovecharon la jornada para mantener una larga sesión de trabajo sobre los proyectos que realizarán conjuntamente. Se trató la edición del nuevo diccionario en el año 2001, que recogerá más de 30.000 modificaciones con respecto al de 1992.

La gramática descriptiva del español, que se presenta el día 20, recogida en tres volúmenes de más de 5.000 páginas, y la elaboración de un diccionario panhispánico de dudas -la Academia recibe a través de Internet al menos cien consultas diarias- y libro general de estilo que dará una respuesta unificada a los retos que se vayan planteando fueron otros dos de los temas abordados. García de la Concha anunció también la presentación el próximo día 15 de un acuerdo de colaboración con Microsoft con el fin de unificar el castellano en todos los productos de la firma. Bill Gates, presidente de Microsoft, acudirá a la Real Academia Española para ratificar el acuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 1999