Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pastrana recibe el Premio Miguel Ángel Blanco en medio de críticas

El respeto a los derechos humanos en Colombia es "deficiente". El informe de 1998 de la situción de las libertades públicas en el país suramericano realizado por la Embajada de Estados Unidos en Bogotá es contundente y se suma a las denuncias sobre la actitud del Gobierno colombiano vertidas por el Defensor de los Derechos Humanos en el país, Mario Umberto Calixto. Pese a ello, la Fundación Pro Derechos Humanos Miguel Ángel Blanco concedió ayer el segundo premio que lleva el nombre del concejal de Ermua asesinado por ETA al presidente colombiano, Andrés Pastrana, en reconocimiento a su labor por "la paz, la convivencia y la tolerancia en su país así como por su firme defensa de los derechos humanos". El documento de la diplomacia estadounidense recoge que los problemas graves en el campo de los derechos humanos "persisten" un año después del acceso del político liberal al poder. "La administración civil de las Fuerzas Armadas es limitada", destaca el análisis elaborado por la embajada que define a la justicia como "ineficiente" y "debilitada por la intimidación y el clima prevaleciente de impunidad". A las denuncias de la situación del país se añade la reciente ofensiva guerrillera dirigida por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que ha tensado la cuerda de las conversaciones que esta guerrilla comunista mantiene con el Gobierno.

Mandato democrático

Ajenos a las denuncias contra la situación de las libertades en el país, María del Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel y presidenta de la fundación, entregó el galardón ayer en el Ayuntamiento de Valencia a la esposa del presidente colombiano -Pastrana excusó su presencia-, en reconocimiento del proceso de paz "objetivo fundamental de su mandato democrático, avalado por la fuerza indiscutible de las urnas". En la entrega del galardón estuvieron presentes, entre otros, la esposa del presidente del Gobierno, Ana Botella -que junto a José María Aznar mantiene una relación de amistad con el presidente colombiano y su mujer-, el presidente la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; el presidente del Congreso, Federico Trillo, y el alto comisionado para la paz en Colombia, Víctor Guillermo Bicaldo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1999