"Se avecinan tiempos difíciles", según el ex ministro Lloreda

El ministro saliente de Defensa, Rodrigo Lloreda, dirigente del oficial Partido Conservador, no sólo abandonó al presidente colombiano, Andrés Pastrana, y a su proyecto de paz, sino que pidió a la sociedad colombiana una "reacción" ante lo que está ocurriendo. "Más del 75% de los colombianos no están de acuerdo con el carácter indefinido de la zona de distensión", dijo."La paz no se puede hacer con miedos", respondió Pastrana, a quien Rodrigo Lloreda escribió una carta en la que expone los motivos de su renuncia, quejándose de que el presidente no le recibiera cuando quiso conocer de primera mano la posición oficial y de la apatía social pese a la sucesión de crímenes y violencia registrados diariamente en Colombia. Éste es el texto de la carta en la que Lloreda explica su posición:

Más información

"Durante mi gestión consolidamos un ambicioso proyecto de reestructuración de las Fuerzas Armadas, que está en plena marcha, y fue posible, con apoyo del Congreso, incluir en el plan de desarrollo acciones urgentes que contribuirán al desarrollo de la Fuerza Pública.

Habría querido consolidar esto y otros importantes objetivos, pero infortunadamente he podido comprobar que mi percepción sobre la gravedad de las amenazas que afronta el país, y sobre el actual manejo del proceso de paz, difieren en aspectos fundamentales de los que tiene el Gobierno.

A esta circunstancia se ha sumado, en los últimos días, mi desacuerdo con la decisión anunciada por el Alto Comisionado para la Paz de prolongar indefinidamente la actual zona de distensión, en momentos en que allí se fortalece militarmente la subversión, y aumentan los abusos contra la población civil".

Secretario privado

"Con el propósito de conocer de primera mano la posición oficial del Gobierno sobre este tema, en el día de ayer intenté, sin éxito, comunicarme con usted y fui informado por su secretario privado de que el presidente no podía atenderme debido a sus múltiples ocupaciones.

Con esta clara diferencia de criterios, y ante la imposibilidad de dilucidar con usted este delicado asunto antes de su viaje, he tomado la decisión de presentar la renuncia al cargo de ministro de Defensa.

Agradezco el alto honor que usted me dispensó al confiarme el manejo de las Fuerzas Militares de Colombia. He sido testigo de la lucha patriótica que ellas libran en defensa del país, y el escaso apoyo que les brinda una sociedad que clama seguridad, pero que no hace lo suficiente para defender el Estado de derecho y a sus instituciones armadas.

Conozco el talante de nuestros militares y policías, y sé que le responderán a la nación y que se mantendrán al pie de las instituciones para enfrentar los tiempos difíciles que se avecinan".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de mayo de 1999.

Lo más visto en...

Top 50