Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo desembarco

"Esto no es un nuevo boom", afirmó ayer en la Casa de América Eduardo Becerra, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, autor de la selección y del prólogo de Líneas aéreas (Lengua de Trapo), una antología que reúne relatos de 70 nuevos autores latinoamericanos. No es un boom, pero resulta muy apetecible: 10 escritores argentinos, 13 mexicanos, siete chilenos, siete cubanos, cinco colombianos, tres peruanos, dos bolivianos; los hay también de Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua o Panamá, entre otros latinoamericanos.Es el reto de una pequeña editorial, Lengua de Trapo, y hay que leerlo para saber quiénes son y cómo escriben las nueves generaciones. Con Líneas aéreas se inauguró el Primer Congreso de Nuevos Narradores Hispanos. Jesús Ferrero, por parte de los españoles, afirmó que se trata de "una idea oportuna, pero no oportunista. Este libro sirve para establecer lazos más fuertes entre las comunidades que hablan y escriben en español". No hay tendencias ni estilos, sólo diversidad. El chileno Luis Sepúlveda dio la bienvenida a los nuevos autores. Fue rotundo: "Nuestra literatura es muy importante. Sabemos contar buenas historias. Somos muy importantes". No es de extrañar que la sala estallara en aplausos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 1999