Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUERTE DE UN PERFECCIONISTA

Tom Cruise se declara "conmocionado y hundido"

La Warner Brothers, el estudio detrás de Eyes wide shut, mantiene que la fecha de estreno del filme póstumo de Kubrick seguirá siendo el 16 de julio de 1999, y la semana pasada celebró en Nueva York un pase para ejecutivos de la casa del primer montaje. Aunque ayer algunas informaciones ponían en duda la proyección, por tratarse de "una obra incompleta", anoche la Warner emitió un comunicado confirmando el estreno como "un gran tributo para un hombre brillante e inolvidable". Tom Cruise y Nicole Kidman, la pareja protagonista de la última película del maestro, declararon ayer a través de su portavoz: "Kubrick era como de nuestra familia, estamos conmocionados y hundidos". En realidad todo lo que ha rodeado a Eyes wide shut ha sido fuente de misterio e intriga, hasta el punto de que ayer mucha gente quiso creer en un principio que la noticia de la muerte de Kubrick era sólo un rumor descontrolado o un montaje.

Relación con los actores

Eyes wide shut se rodó en los estudios Pinewood de Londres, disfrazados de calles de Nueva York, bajo un estricto secreto diseñado para esconder el apasionado perfeccionismo intelectual de Kubrick, sobre todo en su relación con los actores. Harvey Keitel fue el primero en abandonar el tortuoso rodaje, al poco tiempo de empezar (se calcula que en total han sido 16 meses, de noviembre del 96 a enero del 98), y luego hizo lo mismo Jennifer Jason Leigh. Esta actriz fue sustituida en abril del año pasado por Marie Richardson, porque se negó a acudir a la llamada de Kubrick cuando le pidió que regresara a Londres para rodar otra vez todas sus escenas. Se desconoce con detalle cuántas veces ha tenido Cruise que ir y volver al set de Eyes wide shut para satisfacer las exigencias de Kubrick, aunque hay rumores, por ejemplo, de que el director pedía hasta cien tomas de un diálogo y mandaba construir decorados de la noche al día porque no le gustaba lo que había. Eyes wide shut está basada en el relato Traumnovelle (también conocido como Dream story), del escritor austriaco Arthur Schnitzler (1862-1931). Trasladado a la Nueva York contemporánea para contar un drama de celos y relaciones extremas, Cruise y Kidman interpretan a dos psiquiatras casados entre sí y que mantienen asuntos amorosos hetero y homosexuales con sus pacientes (parece que hay escenas de travestismo y sadomasoquismo). Precisamente la semana pasada Kidman había cancelado, por una bronquitis, sus últimas representaciones en The blue room, de David Hare, basada en La ronde, también de Schnitzler. Y Cruise había regresado a Londres para empezar la segunda parte de Misión imposible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de marzo de 1999