El PNV niega que haya una directriz para no condenar los ataques

El PNV negó ayer que exista una directriz a los ayuntamientos en los que gobierna para no condenar la violencia callejera. En la noche del jueves, el pleno del consistorio vizcaíno de Leioa rechazó la condena pedida por el PSE al ataque con cócteles molotov contra su sede municipal. La acción violenta ocurrió hace una semana y dejó tan destruida la Casa del Pueblo que no volverá a ser abierta hasta dentro de dos meses.

El pleno aprobó una moción consensuada por PNV, EA, HB e IU casi idéntica al texto ratificado horas antes en el Parlamento vasco sobre la violencia, en la que se enmarcaba el ataque dentro de "los episodios de violencia de distinto signo que todavía se producen en nuestro país". Un portavoz del PNV de Vizcaya aseguró ayer que este pronunciamiento responde a "una decisión de un ayuntamiento concreto, ante un caso concreto". Y añadió que, si se producen más acciones violentas, "se estudiará en cada ayuntamiento, viendo la situación".

Más información
El Ejecutivo no reanudará en estas condiciones el diálogo con EH
Rigodón vasco
HB exige al abogado Esnaola que explique sus contactos con Vera y el policía Ballesteros
Izquierda Unida quiere abandonar definitivamente el Pacto de Lizarra
Madrazo se queda solo
Ibarretxe esperará unas semanas para ver si la apuesta de EH se confirma sin violencia callejera
Borrell insta a Aznar a convocar de inmediato el Pacto de Madrid para debatir el proceso de paz

Los socialistas de Leioa seguían ayer indignados. Susana González, de 27 años y en su primera legislatura como concejal, censuró la actitud peneuvista. "Siempre habían sido tajantes en condenar estos hechos y que ahora digan que esto entra dentro de lo que se puede esperar, que es algo normal, pues es indignante", se queja a pocos metros de la destruida sede. "No creíamos que la radicalidad llegase a tanto, aunque concejales del PNV me han dicho que estaban a favor de la condena. Que pregunten a los que viven aquí encima, algunos militantes del PNV". González está convencida de que la postura nacionalista sería totalmente opuesta "si les hubieran quemado el batzoki [del PNV], aunque, claro, eso no va a pasar".

José Ramón Elkoroaristizabal es uno de los dos ediles de HB en este municipio de 26.000habitantes. Tras finalizar el pleno, se quedó hablando con los numerosos militantes socialistas que acudieron a la sesión. "Les decíamos que la condena no es ninguna solución traumática y hay que resolver lo que provoca la violencia. Pedimos que reflexionasen y no hablasen de agravios, que nosotros podemos poner muchos ejemplos durante el franquismo", contaba ayer.

En las calles de Leioa, los vecinos ni se enteraron de lo que sucedió en el pleno. "Está muy mal lo del incendio", se limita a decir una señora. En el batzoki, a escasos 200 metros de la Casa del Pueblo, un miembro de la Junta Municipal del PNV aduce desconocimiento: "No puedo decir nada, porque no sé cuál es la propuesta que se aprobó". [El Ayuntamiento de Ayala (Álava) aprobó otra moción como la del Parlamento vasco, con los votos de PNV y EA].

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS