Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Desde 1995 los policías del GISS han asistido a 219 juicios

En el último caso resuelto se han visto implicados 98 especialistas

Pedro Justo Moreno, inspector jefe del Grupo de Investigación de la Seguridad Social (GISS), critica el escaso valor que algunos facultativos dan a las recetas. "La receta es un cheque al portador. Es dinero contante y sonante. Y en muchos casos se expiden como si se tratara de un simple papel. Es preocupante la facilidad con la que se receta. Es el germen de muchos fraudes". El último caso resuelto por este grupo de policías y guardias civiles, dependiente de la Brigada de Delincuencia Económica y Financiera y adscrito al Insalud y al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, es un buen ejemplo de su crítica. Se ha resuelto en Granada y en el mismo se han visto implicados 98 médicos que entregaban recetas firmadas y en blanco a Salvador Mingorance Braojo, representante de un laboratorio.

Mingorance, de 38 años, entregaba estas recetas al farmacéutico Manuel José Gallego Muñoz, de 45. Presuntamente rellenaban las recetas y obtenían los cupones de precinto de una clínica privada. El farmacéutico remitía las copias al Servicio Andaluz de Salud (SAS) para que se las abonara cuando en realidad ninguno de esos medicamentos había sido expedido. El fraude supera los 200 millones de pesetas. El farmacéutico pasó de facturar un millón mensual a seis, según asegura la policía.

El GISS detuvo a 28 médicos del SAS, que posteriormente fueron puestos en libertad. El número de facultativos implicados en este caso se ha elevado a 98. La entrega de recetas en blanco podría constituir una infracción penal. ¿A cambio de qué entregaban estos médicos las recetas firmadas y en blanco? El Juzgado de Instrucción número 8 de Granada investiga el caso.

El GISS actúa en colaboración con la inspección sanitaria. Ésta es la que le pone sobre la pista cuando comprueba que el caso sobrepasa la frontera de la sanción administrativa y entra en la vía penal. En los juicios se personan abogados del Insalud.

El GISS cumplió el año pasado su vigésimo aniversario. En este tiempo ha resuelto 1.821 asuntos, presentado 2.119 atestados a la autoridad judicial y detenido a 5.393 personas, en su mayoría médicos, farmacéuticos, enfermeros, representantes de laboratorios, etcétera. En los últimos cuatro años, sus miembros han asistido a 219 juicios.

Entre los casos en los que ha trabajado este grupo destacan el de los laboratorios Kendall, Belmac y las fórmulas magistrales Inexfarma y Cefarma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 1999