El CSIC colabora en cursos regionales de medio ambiente para 2.300 parados

El Centro de Difusión Medioambiental del Cerro de la Cantueña recibirá el año próximo 1.000 millones de pesetas para cursos en formación ocupacional relacionados con la naturaleza. El presidente regional, Alberto Ruiz- Gallardón; el presidente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), César Nombela; el alcalde de Fuenlabrada, José Quintana, y el de Parla, José Manuel Ibáñez, firmaron ayer un convenio que convierte al sur de la región en un enclave privilegiado para formación en medio ambiente gracias a ese centro, integrado en el futuro campus de la Universidad Rey Juan Carlos, en Fuenlabrada. Está previsto que cada año reciban formación aquí unos 2.300 desempleados. Los científicos del CSIC prestarán asesoramiento científico y tecnológico en las distintas investigaciones que se lleven a cabo y colaborarán en los cursos. Además, se creará una comisión de seguimiento, integrada por dos representantes del CSIC, tres de la Comunidad, uno del Ayuntamiento de Parla y otro del de Fuenlabrada. También se estudiará la participación en iniciativas europeas.

El presidente regional afirmó ayer que el proyecto responde a tres objetivos: creación de empleo de calidad, respeto del medio ambiente y reequilibrio territorial. Recordó que la Comunidad no puede competir en materia de costes laborales con otras regiones, pero sí mediante la cualificación profesional, que permite la creación de empleo.

Asimismo, encuadró esa iniciativa como prueba de la apuesta de su Gobierno por el sur, tras calificar a Madrid como lugar de "excelencia" para la investigación. A su juicio, la Comunidad está en la vanguardia de políticas medioambientales. En Madrid se ubican 37 centros del CSIC y otros tantos privados, además de 11 universidades.

Yacimiento de empleos

El consejero de Economía, Luis Blázquez, presente en el acto, explicó que el Centro de La Cantueña supondrá un yacimiento de empleo y será el tercero que abra para impartir cursos de formación profesional reglada, junto al de Villaviciosa de Odón y al que se inauguró ayer en Colmenar Viejo.El presidente del CSIC, por su parte, señaló que la investigación medioambiental es una prioridad para este organismo, ya que en La Cantueña trabajarán científicos adscritos a ese organismo. Nombela se mostró, asimismo, firmemente convencido de que la iniciativa contribuirá al desarrollo del sur.

José Quintana, alcalde de Fuenlabrada, aseguró que con este acuerdo se darán soluciones a pequeñas y medianas empresas del sur que podrán contratar a personas con una formación altamente cualificada, como demuestra la participación del CSIC en los cursos. Por último, el alcalde de Parla, José Manuel Ibáñez, afirmó que estas iniciativas suponen el inicio de un nuevo ciclo en la zona: "Los científicos se acercan al sur".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS