Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el ex almirante Massera, acusado del robo de recién nacidos

El ex jefe de la Marina argentina, Emilio Massera, de 73 años, miembro de la junta que encabezó el golpe de Estado en 1976, quedó ayer en situación de "prisión preventiva" dentro de un cuartel de la gendarmería acusado del secuestro y la desaparición de dos niños nacidos en la maternidad clandestina montada en la Escuela de Mecánica de la Armada, un campo de concentración bajo su jurisdicción. La juez argentina María Servini de Cubría, antes de ordenar su detención, lo interrogó durante cuatro horas y media.

Por una causa similar el ex general Jorge Videla permanece bajo "arresto domiciliario" desde el 14 de julio, acusado de ser el "autor mediato" del delito de sustracción de menores, un aspecto de la represión de la dictadura que no cubren las leyes de amnistía.Massera se encontraba en libertad desde el 28 de diciembre de 1990, tras el indulto concedido por el presidente Carlos Menem. El ex comandante de la Marina había sido juzgado y condenado a cadena perpetua en 1985 tras comprobarse su responsabilidad en tres homicidios, agravados por alevosía, 12 casos de torturas, 69 secuestros y siete robos.

Esa sentencia, que en su momento absolvió a Videla y Massera del delito de sustracción de menores, porque no se pudieron probar los casos presentados ante el tribunal, no impide que sean juzgados ahora como autores mediatos si se demuestra que las Fuerzas Armadas aplicaron un plan sistemático para apoderarse de los niños de los detenidos que nacían en cautiverio.

El abogado defensor de Massera, Miguel Arceo Ageo, prepara la apelación del auto de prisión preventiva porque considera que "no hay elementos suficientes en el expediente" para ordenar la prisión. No obstante reclamará contra el "arresto domiciliario" para el ex almirante, para se le aplique el beneficio que se concede a los detenidos bajo proceso mayores de 70 años.

En 15 días el abogado, tras consultar a Massera, deberá optar por el juicio oral o por el proceso por expediente. La juez María Servini de Cubría, que le tomó ayer durante cuatro horas y media la declaración indagatoria a Massera, investiga sólo dos casos de niños nacidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los mayores centros de tortura, y que nunca más aparecieron. Se trata de dos bebés recién nacidos, hijos de los matrimonios de Patricia Roisinblit y José Manuel Pérez Rojo y Cecilia Viñas y Hugo Penino, que estuvieron detenidos en la ESMA.

El 3 de diciembre, Massera debe presentarse nuevamente en otro juzgado para responder como "imputado" en el expediente que lleva el juez Adolfo Bagnasco y en el que se investiga la desaparición de otros 15 niños nacidos en la maternidad clandestina bajo jurisdicción de la Marina. Un portavoz de la juez adelantó ayer que en su declaración "Massera dijo que no sabía nada" de lo que sucedía en la ESMA "y derivó la responsabilidad en sus subordinados". El ex almirante acusó, entre otros, al ex capitán Jorge El Tigre Acosta, "un hombre fuera de control".

Massera llegó a las nueve de la mañana al juzgado, pero no fue interrogado hasta después de las once y media de la mañana. El ex almirante llevaba un maletín con documentación que la juez incorporó al expediente. Un grupo de manifestantes que le insultó al llegar aguardó casi siete horas su salida. Fueron sorprendidos por la inesperada salida a toda velocidad de un coche blanco con cristales negros, seguido por otro automóvil de custodia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de noviembre de 1998

Más información

  • La juez le imputa dos desapariciones durante la dictadura argentina