Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Chile no es Pinochet

España puede solicitar la extradición en contra del dictador Pinochet. Su condena podría llevarlo a la cárcel, privándole de libertad, después de un juicio con todas las garantías de un Estado de derecho, garantías que su dictadura pisoteó.Se están invocando razones humanitarias para pedir la libertad de Pinochet, pero estas razones son incompatibles con el respeto mínimo que merecen quienes han sido sus víctimas. No es posible apelar a sentimientos humanitarios para liberar a quien, hasta ahora, se ha negado a expresar algún sentimiento de consideración por las personas que persiguió su dictadura.

En la vergonzosa campaña montada en Chile por las fuerzas políticas que apoyan al dictador, se ha querido utilizar el sentir del pueblo chileno, buscando una identificación entre Chile y Pinochet. Pero Chile no es Pinochet y la historia de Chile repudia a los dictadores.

La sociedad internacional ha expresado la opinión que tiene de Pinochet en las reacciones públicas producidas en muchos países al conocerse su detención. Ha sido unánime la manifestación de que su enjuiciamiento es una medida justa, quedando el dictador sin otro apoyo que el proveniente de interesadas amistades vinculadas al ejercicio de su poder dictatorial.- por el comité regional Europa del partido Socialista de Chile.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de noviembre de 1998