Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera iniciativa legislativa popular propone acabar con la incineración

La Plataforma Cívica para la Reducción de Residuos y la organización ecologista Greenpeace presentaron ayer en el Parlament la primera iniciativa legislativa popular, con el objetivo de prohibir la incineración de residuos y decretar el cierre de todas las plantas existentes en el territorio catalán. La proposición de ley está avalada por más de 102.000 firmas. La plataforma promotora de la iniciativa agrupa a una treintena de entidades ecologistas y vecinales repartidas por toda Cataluña. Pretende lograr el cierre de todas las incineradoras públicas y probadas de Cataluña. El proyecto de ley presentado en el Parlament señala en su primer artículo que "queda prohibida la incineración de residuos municipales, así como cualquier otro tipo de residuos, en todo el territorio de Cataluña". Esta primera iniciativa legislativa tiene pocas posibilidades de prosperar porque cuenta sólo con el apoyo de ERC e IC, mientras que es probable que CiU, PSC y PP la rechacen, aunque los socialistas apoyan su tramitación parlamentaria. La medida, en caso de prosperar, podría afectar a las plantas de Sant Adrià, Montcada, Mataró, Viella, Tona, Girona y Tarragona, así como a las incineradoras privadas de la petroquímica de Tarragona, la de la empresa Solvay de Martorell y las de la cuenca del Tordera. Los promotores de esta propuesta han recogido en cinco meses 102.000 firmas de ciudadanos que avalan la iniciativa, de las que 81.126 han sido presentadas habiendo cumplido el trámite de certificación. La ley catalana sobre iniciativas legislativas populares fija en un mínimo de 65.000 el número de firmas necesarias para poder hacer uso de esa vía legislativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998