Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto Cervantes superó el año pasado los 40.000 alumnos

El Instituto Cervantes va aumentando año a año su presencia en el mundo. Según afirmó ayer su director, Santiago de Mora-Figueroa, en la presentación de las cifras del curso pasado, el centro oficial de enseñanza del español organizó en el periodo 1997-98 un total de 3.415 cursos (un 20% más que el año anterior), en los que se matricularon 41.261 alumnos, frente a los 34.204 del curso 96-97 (un 21% más).

Los cinco centros más visitados han sido Bremen (2.990 matrículas), Casablanca (2.480), Múnich (2.423), El Cairo (2.335) y Rabat (2.270), lo que confirma a Marruecos como el país más interesado en el español.

Los dos nuevos centros abiertos por el Instituto, Bruselas y Tel Aviv, se unen a las 32 sedes existentes en 22 países y al Centro Virtual Cervantes, que empezó a andar en diciembre de 1997 en Internet y ha recibido, hasta el 3 de octubre, 231.000 visitas.

En cuanto al presupuesto, el Cervantes recibió en 1998 5.472 millones de pesetas, un 14% más que el año anterior. Y para 1999 contará con 5.819 millones (un 6,3% de aumento). La plantilla es de 511 trabajadores, a los que hay que sumar 260 colaboradores, en su mayor parte profesores.

Brasil, gran objetivo

Uno de los retos del futuro parece encontrarse en Brasil, un país que ha declarado obligatoria la enseñanza del español en la educación secundaria, y que calcula que va a precisar unos 200.000 profesores de español en los próximos años. Por eso empezó a funcionar en septiembre pasado un centro dirigido a la formación de enseñantes, que de momento se ha instalado en la Universidad de Sao Paulo, aunque tiene carácter itinerante. La demanda de español en Brasil es cada día mayor: es el país que presentó el año pasado más candidatos al Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE), y el tercero en número total de inscripciones. De Mora-Figueroa anunció además la apertura de dos nuevas sedes en 1999, Berlín y Tokio; la publicación, en enero, del segundo anuario El español en el mundo, dedicado a los medios de comunicación; y el lanzamiento por Internet de una revista sobre la lengua y la cultura, y de un curso de español que se une a las llamadas Aulas virtuales, en marcha ya en siete centros.

Los Reyes y la infanta Elena recibieron en el palacio de El Pardo (Madrid) a los patronos del Instituto, que celebraban su reunión anual. Acudieron también José María Aznar, presidente del Gobierno y del patronato, y los ministros de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, y de Exteriores, Abel Matutes. El patronato cuenta desde el 9 de octubre con un nuevo miembro, Cristóbal Halffter, que sustituye a Alicia de Larrocha.

El rey Juan Carlos, que es presidente honorario del Patronato, abrió la reunión con un discurso en el que recordó que la enseñanza del español se empezó a extender por Europa bajo el reinado de Felipe II.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 1998