Crítica:Crítica
i

Buena combinación

Aunque reformulada en el mundo contemporáneo, la relación entre literatura y artes plásticas, o, si se quiere, entre poesía y pintura, ha sido desde siempre muy estrecha. Así ha ocurrido también en la historia cultural de nuestro país, siglos pasados y presentes, como lo corrobora la exposición Imágenes para una generación poética (1918-1927-1936), abierta al público a partir de hoy en las salas de la Comunidad de Madrid en la Plaza de España.El comisario, Jaime Brihuega, es un reputado especialista en todo lo concerniente a la vanguardia histórica española. Acredita su conocimiento en la presente muestra, no porque no sea tópico el trasvase continuo pictórico-poético entre los grandes del 27 y sus aledaños, sino por la forma como plantea el tema y, sobre todo, por la selección de obras que ha logrado para la ocasión.

Más información

Brihuega, en efecto, no sólo ha incorporado una mejor pauta cronológica del discurrir generacional de nuestros vanguardistas del primer tercio de siglo, sino que nos proporciona una sugerente división temática. Por otra parte, ha rebuscado con acierto obras poca vistas y, a veces, de calidad impresionante, algo esencial en una exposición de arte.

En este sentido, me limitaré a señalar la presencia de muy interesantes ejemplares de Ángel López Obrero, Alfonso Ponce de León, Rafael Alberti -Mujer dormida (1920)-, Ángeles Santos -La niña muerta (1929)-, Mariano de Cossío, Bores -El vaso negro (1925)-, Gregorio Prieto -Homenaje a Rafael Alberti (c. 1927-8)-, Benjamín Palencia -Tulipanes (1925)-, Pancho Cossío -Naipes y rostros (1929)-, Luis Castellanos -Composición constructiva (1935)-...

Sólo con los cuadros que acabo de citar, la visita merecería la pena, pero no se agota el interés con ello, sino que es un índice de lo que se exhibe, que no se limita a dar constancia del vínculo poético-pictórico, sino que además conjuga el interés con la calidad. Buena combinación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de septiembre de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50