Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerrilla de Colombia arrasa una unidad de élite

El Ejército colombiano habrá sufrido el peor revés de sus cuatro decenios de lucha antiguerrillera de confirmarse que una compañía de élite de 120 soldados profesionales ha sido prácticamente aniquilada en una emboscada que tuvo lugar el domingo en el sur del país. Según un parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, la mayor guerrilla del país), publicado la noche del miércoles y no desmentido, 70 militares murieron durante los combates en las márgenes del río Caguán. El Ejército cifra las bajas entre militares y guerrilleros en más de 100.

ENVIADO ESPECIAL

Para el segundo jefe del Ejército, el general Fernando Tapias, las víctimas de las cruentas luchas que desde el domingo se libran en el sur de Colombia entre guerrilleros y soldados podrían elevarse a más de 100. Pero el informe presentado por las FARC revela 70 muertos, 30 militares heridos, 12 huidos y ocho capturados. La guerrilla, cuyas bajas se desconocen, se apoderó de armas y pertrechos y ha reclamado la entrada de la Cruz Roja Internacional para retirar a los heridos. El golpe encajado por las militares, que sigue a otros anteriores, ocurre a tres días vista de las elecciones que renovarán el Parlamento colombiano.Andrés Pastrana, candidato conservador en las presidenciales de, mayo, no se explica que una unidad especializada en la contraguerrilla haya sido emboscada y sufrido tantas bajas. "Algo está fallando y la estrategia militar no está dando resultados", declaró. "El 80% del aumento del gasto público en los últimos tres años se destinó a las Fuerzas Armadas y la justicia, y resulta que ésos son los dos frentes del gran fracaso del país. Pero aquí no pasa nada porque no ruedan cabezas y los muertos terminan en un simple titular".

Los titulares de los dos principales periódicos nacionales, El Tiempo y El Espectador, destacaban la magnitud del desastre y la intensidad de los choques en un área donde abundan los cultivos de hoja de coca y donde hay varios laboratorios para la producción de cocaína. La zona es de muy difícil acceso por las condiciones geográficas y climatológicas y su alejamiento de los centros logísticos y de aprovisionamiento. El presidente de Colombia, Ernesto Samper, que viajará hoy a la base militar desde donde se dirigen las operaciones, advirtió de que éstas proseguirán, así como el avance de tropas entre Cartatega de Chairá y Remolinos. Protegidos por bombardeos aéreos, los destacamentos de refuerzo se abrían paso ayer por la maleza y trataban de alcanzar un campamento que se presume arrasado. Huidos, desde algún lugar de la selva, su capitán y cuatro soldados lograron establecer una comunicación radial con el mando. Los datos aportados parecen explicar el pesimismo del comandante en jefe de las fuerzas militares de Colombia, general Manuel José Bonett, cuando admitió la gravedad de la situación y la incierta suerte de los 120 efectivos de la Brigada Móvil número tres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 1998

Más información

  • Al menos 70 soldados han muerto en el peor revés del Ejército en cuatro décadas