Bruselas anuncia el fin de UIP, "cartel" de distribuidoras de cine de Hollywood

La Comisión Europea ha decidido acabar con la situación de privilegio que desde 1981 disfrutan tres de las grandes distribuidoras de cine norteamericano. La distribución conjunta en Europa de las películas producidas por la Paramount, la Universal y la Metro Goldwyn Mayer, tres de las llamadas majors de Hollywood, tiene sus días contados, según el comisario europeo de la Competencia, Karel van Miert, que ha mostrado su intención de no renovar la derogación que permitía a Universal International Pictures (UlP) gestionar en exclusiva la venta en Europa de las películas de esos tres estudios de Hollywood. A estas tres majors se unió después la United Artists.

Van Miert fundamenta su decisión, que todavía no es oficial, en que el mercado del cine en Europa ha cambiado y que ahora goza de un vigor y unas perspectivas de futuro que hacen innecesario mantener los privilegios de UIP. Esta empresa operaba legalmente como cartel en Europa desde 1981. En 1989 le fue renovado el permiso para operar de forma conjunta, pero esa excepción caducó en 1993. Desde entonces, UIP ha intentado convencer a Van Miert para que renueve la derogación, pero las presiones de los productores europeos, encabezados por los franceses, han decantado la balanza de la Comisión en contra de Hollywood.

Lotes o paquetes

UIP ha rechazado las razones de mercado esgrimidas por la Comisión Europea al señalar que, si bien hace años copaban hasta el 29% del mercado europeo, en 1996 su presencia se redujo a algo menos del 20%. Fuentes de la Comisión Europea confirmaron que, en efecto, UIP controla el 19% del mercado de los cinco grandes países consumidores de cine (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España). Según estas fuentes, el resto de la distribución está en manos de Buenavista-Disney (16%), 20th Century Fox (10%), Sony (8%), Warner (8%), Polygram (4%) y otros (35%).Una de las razones aparentes que han decidido a Van Miert a recomendar el fin del cartel es la sospecha de que UIP aprovechaba su situación de privilegio y de ahorro de costes para obligar a los exhibidores a la compra de sus películas en forma de lotes o de paquetes, de forma que así conseguía que se exhibiesen en Europa filmes que, por su escasa calidad, en condiciones normales no habrían sido adquiridos por los distribuidores europeos. Sin embargo, fuentes de la Comisión subrayaron ayer que no cuentan con pruebas de la existencia de esas prácticas. En todo caso, la desaparición de UIP obligará en teoría a la MGM / UA, la Universal y la Paramount a reducir los precios de los filmes, lo que en principio se traducirá en una mayor presencia suya dentro del mercado europeo, a menos que la venta coactiva de películas a través del sistema de lotes o de paquetes sea cierta y pueda probarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de febrero de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50