Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem califica de "injerencia inoportuna de España" la causa que instruye Garzón

El presidente Carlos Menem considera que la causa que instruye el juez Baltasar Garzón contra militares argentinos implicados en la desaparición de españoles durante la dictadura constituye "una injerencia absolutamente inoportuna de España en los asuntos internos de la República Argentina". En la mas contundente reacción de este país desde el inicio del procedimiento judicial en. España, en septiembre de 1996, Menem advirtió que cualquier actuación desde el exterior contra los responsables de la represión durante el régimen militar (1976-1983) supone una violación de la Constitución argentina y de las leyes dictadas por el Gobierno de este país.

ENVIADO ESPECIAL

"Por nuestra Constitución, que es clara y determinante, una persona no puede ser juzgada dos veces por el mismo delito. Esta es una injerencia absolutamente inoportuna de España en los asuntos internos de la República Argentina. Es una ley de extraterritorialidad, que es inadmisible", afirmó Menem en una conversación con un grupo de periodistas extranjeros en Buenos Aires."En todo caso hay antecedentes: algunos argentinos que murieron durante el período de Franco. ¿Vamos a pedir también la condena de quienes son los responsables de la muerte de aquellos argentinos? Todavía algunos de aquella época están vivos", recordó el presidente argentino.Un militar implicado en los llamados Vuelos de la Muerte, el ex capitán de corbeta Adolfo Scilingo, se encuentra actualmente en la prisión de Carabanchel de Madrid por instrucciones del juez Garzón, que también ha dictado órdenes de detención contra varios oficiales argentinos, entre ellos el almirante retirado Emilio Massera, integrante de la primera Junta Militar.El presidente argentino insistió en que su país ya ha tomado decisiones sobre las violaciones de derechos humano durante la dictadura y que no aceptará la reapertura de esos procesos. "Cualquier país debe ser soberano al menos en lo que se refiere al poder judicial", declaró Menem."Con este tipo de injerencias de un país en los asuntos internos del otro veríamos un caos total. Por otra parte, aquí se dictaron leyes de Punto Final,, Obediencia Debida y, por último, el indulto que terminó pacificando a la República Argentina", añadió el presidente argentino. La protesta de Carlos Menem llega después de la del canciller de Chile, José Miguel Insulza, que dijo el lunes que el proceso de la Audiencia Nacional sobre los responsables de la dictadura de Pinochet "no es un asunto de España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de octubre de 1997

Más información

  • El presidente argentino habla de sus compatriotas "que murieron durante el periodo de Franco"