Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romay intenta recomponer la ponencia sanitaria pese a la firme negativa del PSOE a participar

El Ministerio de Sanidad intenta que el PSOE vuelva a la subcomisión parlamentaria para la reforma de la sanidad, cuya retirada el pasa do jueves considera "injustificada". Ese mismo día, el ministro José Manuel Romay se reunió con la portavoz socialista Ángeles Amador, quien por la noche tuvo otro encuentro con el subsecretario, Enrique Castellón.La opinión de Amador es que "el PP ha perdido una oportunidad histórica de emprender una reforma sanitaria consensuada que no se va a repetir, y ha desaprovechado el ingente trabajo realizado en la subcomisión parlamentaria, por la que han pasado 200 expertos", según dijo ayer en Barcelona.

"El PP se ha escudado en la existencia de la subcomisión para no tener que explicar que no tiene una propuesta de reforma, pero mientras tanto iba tomando decisiones al margen de la subcomisión, como la devolución de los absorbentes a las farmacias o la apertura del hospital de Alcorcón con criterios de gestión que contravienen el proyecto de ley de gestión consensuado en la propia subcomisión".

"Un gobierno que en 12 meses no ha sabido poner sobre la mesa una propuesta de reforma y que se haya tenido que ver en el apuro de suspender la reunión de la subcomisión, es injustificable". Amador cree que el Gobierno ha utilizado la subcomisión como parapeto y que se mueve en una "ambigüedad calculada".

Frente a los esfuerzos conciliadores del Ministerio, la ruptura política no parece preocupar mucho a otros líderes populares. El ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, dijo ayer que los socialistas "han abandonado otras muchas ponencias desde 1977 y la vida sigue". Al portavoz de sanidad del PP en el Senado, Enrique Bellido, le pareció lógico" el abandono del PSOE. En su opinión "han estado mareando la perdiz hasta el final con la intención de rentabilizar políticamente su salida de la subcomisión".

El diputado socialista, Alejandro Cercas, aseguró que, en estos momentos "es más fácil explicar porqué nos hemos ido que las razones por las que hemos estado en la ponencia hasta ahora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997