Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Tribunal de Madrid' condena a la ONU por el "genocidio" en Irak

En una simbólica sentencia de alguacil alguacilado, el grupo de juristas, políticos e intelectuales de 12 países que ha juzgado las sanciones impuestas por las Naciones Unidas a Irak -que han acarreado hambre, enfermedades y muertes entre la población- condenó ayer por "genocidio" al Consejo de Seguridad, "hegemonizado por Estados Unidos". El denominado Tribunal Internacional Seif Zuhar y Bushra Ibrahim. por los crímenes contra la humanidad cometidos con el bloqueo a Irak, reunido en Madrid durante el fin de semana, invocó los mismos principios fundacionales de la ONU para dictar su veredicto contra el Consejo.El presidente de la causa, el ex jefe de Estado argelino Ahmed Ben Bella, afirmó que los jueces habían aprobado por unanimidad el acta de acusación formulada por el ex fiscal general de Estados Unidos Ramsey Clark. Entre otros testimonios aportados ante el Tribunal de Madrid, el norteamericano Peter Pellet, jefe de equipo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), destacó que las sanciones económicas han perjudicado a los sectores más desprotegidos del pueblo iraquí -niños, mujeres y ancianos- por la extrema privación de alimentos, agua potable y medicinas. En la sentencia se afirma que, según organizaciones humanitarias internacionales, el embargo ha supuesto la muerte de un millón y medio de personas, la mitad menores de cinco años.

Amparado en "la legitimidad ética y jurídica que le presta la reprobación [de las sanciones] por amplios sectores de la opinión pública mundial", el Tribunal de Madrid, organizado por la Campaña por el Levantamiento de las Sanciones a Irak (CLSI), basó su condena por "genocidio" y "terrorismo institucional" en "la matanza de miembros del pueblo iraquí", "las lesiones graves a su integridad física y psíquica" y en su "sometimiento ( ... ) a condiciones de existencia que acarrean su destrucción".

Niños enfermos

La CLSI -apadrinada por Izquierda Unida, el Club de Amigos de la Unesco de Madrid, el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la ONG Sur- ha trasladado a España a más de 20 niños iraquíes enfermos para que sean atendidos de enfermedades que no cuentan en la actualidad con remedios sanitarios suficientes en su país. Entre los miembros españoles del Tribunal de Madrid figuraban sindicalistas como Marcelino Camacho (CC OO) y Nicolás Redondo (UGT); políticos como Pablo Castellano (IU) y Juan María Bandrés, e intelectuales como Javier Sádaba y Pedro Martínez Montávez. Junto a ellos se sentaron representantes de otros cuatro países europeos, de seis naciones islámicas y de Palestina.La Oficina de las Naciones Unidas en Madrid excusó su asistencia y recordó que sus agencias humanitarias han reclamado fondos a la comunidad internacional para asistir a la población iraquí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1996