Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE solicita a Londres información sobre la polémica de la leche infantil

La Comisión Europea pidió anoche al Ministerio británico de Agricultura que revele las marcas de leche maternizada que contienen ftalato, una sustancia química empleada para ablandar plásticos y que puede dañar la fertilidad. Londres se ha negado hasta el momento a desvelar los nombres de los fabricantes implicados, incluso a sus propios consumidores nacionales, "porque no existe peligro para la salud". La Asociación Médica Británica y la de Consumidores han calificado dicha decisión de desconcertante, mientras los padres siguen sin saber qué hacer.Empeñado en librarse del embargo que pesa sobre su carne de vacuno, el Gobierno británico ha provocado con su ocultismo la misma ansiedad que pretendía evitar. Las leches infantiles analizadas contienen, según Agricultura, "niveles inferiores de ftalato a los considerados nocivos por la propia UE". En las pruebas efectuadas con ratas en laboratorio dichos productos dañaron los testículos del roedor. Su producción de esperma también se redujo. El temor es que pueda ocurrir lo mismo con las personas.

Las nueve marcas analizadas en el Reino Unido incluían ftalato. El ministerio, no. obstante, sostiene que obligar a las madres a cambiar de una a otra es un ejercicio inútil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1996