Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Alberti continúa grave, pero no ha empeorado su crisis respiratoria

Preocupación en el mundo de la cultura por la salud del poeta del 27

Rafael Alberti, de 93 años, el último de los grandes poetas vivos de la Generación del 27, permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital general Santa María del Puerto, en su ciudad natal, El Puerto de Santa María (Cádiz), donde es atendido de la insuficiencia respiratoria que le sobrevino en la noche del pasado jueves. Al cierre de esta edición, su estado era estacionario y no había empeorado. aunque sigue siendo grave. Alberti, que )asó momentos de la madrugada cogido le la mano de su esposa, María Asunción ateo, a la que Regó a recitar unos versos, aún conservó entuasismo a mediodía para bromear con una visita.

El internamiento hospitalario de Alberti, el jueves por la noche, ha causado conmoción en el mundo de la cultura, por tratarse el suyo de un testimonio único de la historia de España en el siglo XX, a lo que se añade su relación con personalidades como Lorca, Picasso, Buñuel o Dalí.Alberti se mantuvo ayer estacionario, sin precisar respiración asistida, y consciente de su estado, según explicó el jefe del servicio de Medicina Intensiva que le atiende, el médico Miralles Lozano. En conferencia de prensa, este facultativo explicó que la crisis pudo ser originada por un resfriado común que, tras evolucionar negativamente, llegó a provocar una pequeña, infección pulmonar.

Acompañado desde el ingreso por su esposa, María Asunción Mateo, el poeta permaneció despierto durante la madrugada. Según explicaron los encargados del departamento de urgencias, una vez en la unidad de Medicina Intensiva se mostró inquieto, y en ocasiones llegó a recitar versos de amor a su mujer. Ya en la mañana, tras un desayuno ligero a base de zumo de frutas y, galletas, y después de descansar, pudo recibir la visita del alcalde de El Puerto de Santa María, Hernán Díaz Cortés. Además del alcalde, quien fue el único que logró dialogar personalmente con Alberti, hasta el hospital portuense se desplazó ayer el presidente en funciones del Parlamento de Andalucía, Diego Valderas, amigo personal, que quiso testimoniarle así "el reconocimiento de los andaluces". Otros líderes regionales del PCE, del que Alberti es un líder simbólico, peregrinaron ayer hasta el centro médico, donde también era esperado anoche Julio Anguita.

Pese a evolucionar favorablemente, Alberti ha pasado la noche en la UCI y los médicos decidirán hoy si permanece en dicha sala el fin de semana o es trasladado a una planta del centro, informa Europa Press. El equipo que le atiende también ha considerado importante que el paciente sea visitado de forma constante, por sus allegados.

En su última gran aparición pública, el 17 de diciembre pasado, para la cena de su cumpleaños, Alberti ya mostró síntomas de extremo cansancio. "Estoy conmocionado. Alberti rompió conmigo la barrera entre el consagrado y el muchachito. Es el gran hombre del siglo y mi gran suerte es conocerle", dijo desde Granada el poeta Luis García Montero, de 37 años, que compiló la obra poética completa de Alberti en tres tomos para Aguilar. En las antípodas poéticas de Alberti, desde Málaga, Pablo García Baena, Premio Príncipe de Asturias y estandarte del grupo Cántico, salvó distancias estéticas y dijo de Alberti: "Es el poeta total". "Será un tópico, pero es un gran poeta. Y un amigo de sus amigos. Siento su empeoramiento", exclamó en Madrid José Antonio Muñoz Rojas, de 86 años, y discípulo de Guillén y Aleixandre. José Manuel Caballero Bonald, gaditano como Alberti, se quedó con Sobre los ángeles. "Quizá desde que regresó a España su obra ya no tiene la misma relevancia. Pero sigue siendo uno de los grandes del 27", valoró.

También las nuevas generaciones poéticas andaluzas, influidas por la estética o la ética albertianas, encontraban ayer puntos de encuentro con el poeta enfermo. "Es un enorme personaje ético de una gran coherencia. Lo leemos y respetamos como un maestro", dijo Javier Salvago. "Entre la gente de mi edad, la admiración es biográfica, ética", declaró el joven narrador Juan Bonilla. Bonilla tiene 29 años y explica así su visión deslavazada de Alberti: "Como poeta ha sido muy disperso: pero es que no hay un Alberti, hay lo menos 30 o 40".

El lunes se celebrará un homenaje al poeta, anunciado hace tiempo, en el Teatro de la Abadía de Madrid, con motivo de la presentación del libro Canción de canciones, una recopilación de los problemas de amor preferidos por Alberti y su esposa, editada por Anaya Muchnick. En el acto, que tendrá lugar a las ocho de la tarde, participará la mayor parte de los poetas españoles contemporáneos antologizados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1996